LA VOZ LIBRE

EEUU-ENERGÍA

Nuevo proyecto de ley en EE.UU. contempla la exploración de crudo en el mar

Efe
2010-05-12 01:54:00

Washington.- Los senadores John Kerry y Joe Lieberman presentarán mañana un borrador de proyecto de ley sobre cambio climático y energía que, pese al accidente petrolero en el Golfo de México, apoya la polémica exploración en aguas profundas.

Así se desprende del texto del proyecto de ley, de 21 páginas, que fue filtrado hoy a los periodistas, en vísperas de su presentación mañana en el Capitolio.

La medida surge en unos momentos en que demócratas y republicanos tratan de acercar posiciones sobre si continuar o no la exploración de petróleo en aguas profundas.

La reticencia de los demócratas, entre ellos el senador Bill Nelson (Florida), ha incrementado a raíz del accidente en el Golfo de México del pasado 20 de abril, en el que las autoridades no han podido controlar el derrame de 5.000 barriles de petróleo por día.

Antes de que se filtrara el documento, Lieberman dejó entrever en una entrevista con el diario The New York Times que, aunque el vertido suscita preocupaciones sobre la producción energética con base en esas exploraciones, también existe la necesidad, en aras de la independencia energética, de ampliar la producción doméstica de petróleo.

"Sí, tendrá cláusulas sobre la exploración de petróleo", dijo Lieberman, aunque aclaró que la medida estará sujeta a cambios dependiendo de las condiciones sobre el terreno y del informe y recomendaciones que presentará el secretario del Interior de EE.UU., Ken Salazar, sobre el incidente a fines de mes.

El documento incorpora en siete capítulos numerosas medidas para la generación de "energía limpia" en EE.UU., la exploración de petróleo en aguas profundas bajo ciertas condiciones, la reducción de gases tóxicos que contribuyen al calentamiento global, mayores protecciones a los consumidores e incentivos para el uso de productos de alta eficiencia energética.

La iniciativa incluye "importantes nuevas protecciones" para los estados en la zona costera estadounidense, y permite que estos pueden abandonar voluntariamente proyectos de exploración petrolera en un perímetro de hasta 120 kilómetros de sus costas.

Además, prevé una regalía o canon del 37,5 por ciento para la protección de las zonas costeras y sus ecosistemas, algo que podría suscitar críticas de grupos ecologistas que se oponen a ampliar los proyectos de exploración marina del crudo.

La iniciativa establece hitos para reducir de forma escalonada la contaminación que contribuye al calentamiento global.

Para atraer el apoyo del empresariado, la medida de Kerry y Lieberman incorpora subsidios para las plantas de carbón y energía nuclear.

La legislación establece el desembolso de 2.000 millones de dólares anuales para la industria del carbón, como incentivo para la investigación y desarrollo de tecnologías que permitan atrapar el carbón antes de que contamine la atmósfera.

Se calcula que las plantas eléctricas que operan con carbón producen un tercio de las emisiones anuales de la contaminación que genera este material.

La medida prevé ayudas para familias pobres para cubrir los costos de energía, y fondos para establecer programas académicos y de capacitación para carreras y empleos en el sector de "energía limpia".

También extiende y duplica durante diez años los créditos para la compra de ciertos tipos de vehículos que operan con gas natural y cuyo peso supera las 3,85 toneladas.

En el ámbito internacional, la iniciativa pide que el Gobierno establezca un programa de asistencia a los "países en vías de desarrollo más vulnerables, para proteger y promover los intereses de Estados Unidos".

La medida se presentará mañana con dos semanas de retraso, después de que el senador republicano Lindsey Graham abandonara las negociaciones por disputas sobre el cronograma de un posible debate sobre la reforma migratoria.

La medida afrontó hoy mismo críticas de grupos como el Instituto para la Empresa Competitiva, un centro de estudios independiente en Washington, que cree que ésta "perjudica a todos excepto a los intereses especiales de las grandes corporaciones".

"Los ambientalistas saben que no tendrá un impacto discernible en el clima pero premiará a las compañías con masivas ganancias", se quejó Myron Ebell, director del instituto.

La medida sobre cambio climático de todas maneras tendrá que ser sometida a debate y votación y posteriormente deberá ser armonizada con la que aprobó la Cámara de Representantes el año pasado.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook