LA VOZ LIBRE

Roig de Diego: "Aporto mi visión pop a 'Las Meninas', un icono legendario"

El pintor español expone 'El silencio de Las Meninas' en Mónaco, desde el 12 al 16 de mayo

LVL
2010-05-12 13:42:17

Madrid.- Roig de Diego es un original pintor español, con un estilo encuadrado en lo que él mismo define como surrealismo-pop. Además, es técnico de Publicidad y Relaciones Públicas y director creativo de Publicidad Matas, lo que ejerce una gran influencia en su obra. Ésta no sólo ha sido expuesta en España, sino también en países como Corea, Estados Unidos, China, Japón y Francia.

Jaime Roig de Diego ha elaborado numerosas series, como ‘Lorca’, ‘Perdidas en el Paraíso’ o ‘Sueños’. Una de ellas, ‘El silencio de Las Meninas’, podrá verse entre el 12 y el 16 de mayo en Mónaco, donde coincidiendo con el Gran Premio de Fórmula 1, el pintor expondrá sus obras en una villa en Villefranche sur Mer, en la Costa Azul.

- ¿Por qué decidió realizar una serie sobre ‘Las Meninas’?
- Es un ejercicio que parece que todos los pintores tenemos una manía, desde Manolo Valdés a muchísimos; no me quiero equiparar a esa gente tan grande, pero siempre hemos querido revisitar, dar nuestra visión personal de ‘Las Meninas’. Es un ejercicio que te obliga a unas formas concretas y ser creativo con eso es difícil, así que es una especie de prueba personal que nos hacemos los pintores. En mi caso fue así, me gustaban mucho ‘Las Meninas’ de Velázquez, son legendarias, y es un icono muy especial. Como pintor español me parecía importante y le aporto mi visión pop.

- ¿Cuál es el objetivo de la serie?, ¿qué quiere transmitir con las pinturas?
- Uno aporta la mirada personal de cada artista. En mi caso, lo que hago es surrealismo-pop, un pop bastante español. El pop anglosajón es más frío, más plano. En mi caso, es el surrealismo español, que es una cosa muy nuestra.

- ¿Qué supone para su carrera exponer en Mónaco?
- La verdad es que en estos momentos de crisis el mundo del arte está difícil, como todos los sectores, y se buscan cosas. Esto es un ofrecimiento de mis agentes artísticos. Hay unos contactos en Mónaco y se trata llevar el arte a espacios donde no suele estar. El Gran Premio de Fórmula 1 no es un mundo artístico, la Costa Azul se ve como un ambiente más frívolo, así que lo que se hace es alquilar la villa, hacer una galería de arte y ofrecer cócteles por las noches. Es una cuota de mercado importante, un mundo de coleccionismo de alto nivel que a mí me resulta muy interesante.

- Su formación está relacionada con la publicidad, ¿cómo ha influido en su faceta como artista?
- Soy creativo de publicidad y he estudiado la carrera, eso son millones de horas de trabajar con colores, con impactos, con ese ejercicio diferencial de las campañas de publicidad, y eso te otorga un oficio especial que yo he utilizado. Hay una especie de trasvase del mundo de la publicidad al mundo de la pintura y viceversa. En realidad son dos artes, el arte publicitario y el arte plástico, y en mi caso se retroalimentan.

- ¿Qué artistas son sus referentes?
- Andy Warhol es el referente de todo pintor pop. Yo, de adolescente, estaba fascinado con Warhol. Es el padre. Pero los pintores tenemos que asesinar alguna vez al padre y liberarnos de sus ataduras e influencias para ser creativos y distintos. Yo pienso que mis cuadros pueden recordar vagamente a Warhol porque son pop, pero quiero huir de eso y creo que lo he conseguido.

- A la hora de pintar, ¿en qué se inspira? ¿En experiencias personales, en otros artistas, en estados de ánimo…?
- Sí, hay que recurrir al mundo interior. De hecho tengo una serie que son ‘Sueños’, que ha sido expuesta en Estados Unidos varias veces. La hice para la Universidad de Florida. El mundo onírico es muy importante, soy de una familia que tiene pesadillas y sueños muy complicados y he bebido bastante de eso. Además, todos tenemos un mundo interior que está hecho de lecturas, vivencias de dolor, de amor… y todo eso es lo que hace que en cada uno sea diferente. Los pintores, además, buscamos acentuar esa diferencia y yo no tengo demasiadas dificultades para encontrar temas. Creo que tengo un mundo personal bastante definido.

- ¿Cuáles son sus personajes preferidos?
- Las mujeres. De hecho la gente me pregunta: “¿cómo están tus chicas?”, como si fuesen de la familia. Pinto bastante figura humana y siempre he pintado más a mujeres, quizás porque soy hombre, porque lo conozco menos. Podía decir uno que si eres hombre conoces más a los hombres. De todas formas, plásticamente me resultan más interesantes las mujeres, por muchas cosas: hay más recursos plásticos, pero también me parecen más herméticas, más misteriosas. El hombre me parece más plano.

- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
- Tengo varios. Soy un poco como las folclóricas, que no me gusta gafarlos. Pero tengo una serie preparada casi inédita, que es sobre el mundo de las ‘celebrities’, y es un tratamiento bastante digital, casi parece más fotografía que pintura, aunque después hago unas intervenciones materiales con polvo de cristal y otras cosas. Cada cuadro está dedicado a un famoso, desde Amy Winehouse a Nicole Kidman. Hay personajes del cine, gente del deporte, como Rafa Nadal o Jorge Lorenzo, a los que conozco personalmente. La serie es inédita y estamos negociando en qué galería exponerla.

Comentarios

 
Publicidad