LA VOZ LIBRE

KIRGUIZISTÁN-CRISIS

El Gobierno provisional kirguís afronta nuevos choques en el sur del país

Efe
2010-05-14 09:12:00

Moscú.- El Gobierno provisional de Kirguizistán no logra controlar la situación en el sur del país, donde hoy los enfrentamientos entre los partidarios del depuesto presidente Kurmanbek Bakíev y de las nuevas autoridades han causado la muerte de una persona y otras 60 han resultado heridas.

Poco más de un mes desde los choques sangrientos en la capital, Biskek, que llevaron al derrocamiento de Bakíev, sus partidarios volvieron a movilizarse por segundo día consecutivo en el sur del país, donde la víspera lograron tomar el control de las administraciones regionales de Jalal-Abad, Osh y Batkén.

En Jalal-Abad, un portavoz de la administración local denunció que los seguidores del antiguo régimen lanzaron disparos al aire y contra los defensores de las nuevas autoridades, aunque según otras fuentes citadas por la agencia Akipress, éstos también iban armados.

El ministerio de Sanidad cifró en 63 a los heridos en esa ciudad, de los cuales 32 presentan heridas de arma de fuego.

En tanto, los partidarios del Gobierno provisional recuperaron el control de las tres sedes regionales, según la agencia "24.kg".

"Los tiroteos han acabado. La ciudad de Jalal-Abad se encuentra de nuevo bajo el control de las nuevas autoridades, dejamos marchar a los partidarios de Bakíev, que se dirigieron a la aldea natal del ex presidente kirguís", señaló Asilbek Tekebáyev, representante del partido Atameken.

Mientras, en la ciudad de Osh, "las fuerzas de seguridad controlan totalmente la situación alrededor de la sede de la administración", donde esta mañana también se registraron enfrentamientos.

"Frente al edificio se encuentran varios miles de personas que se manifiestan a favor del Gobierno provisional y de la estabilidad en la república", confirmó Edil Baisálov, jefe de la administración del Gobierno provisional.

En tanto, Rusia y la Unión Europea urgieron a las autoridades provisionales de Kirguizistán a tomar medidas para estabilizar la situación en el sur del país, según la Cancillería rusa.

El viceministro de Exteriores ruso, Grigori Karasin, y el enviado especial de la UE, Pierre Morel, subrayaron el compromiso de Moscú y Bruselas con la "estabilización en Kirguizistán" y expresaron la esperanza de que el Gobierno provisional kirguís "encamine la situación por la vía constructiva".

También Estados Unidos, a través de sus Embajadas en Biskek y en Moscú, llamó a las partes en conflicto a arreglar la situación por la vía pacífica en el país centroasiático.

"La Embajada de Estados Unidos en Kirguizistán está preocupada por los reportes sobre disparos y otros incidentes violentos por razones políticas que han tenido lugar en las regiones de Osh y Jalal-Abad", señaló la misión diplomática en un comunicado.

Estados Unidos llamó a las partes a renunciar a la violencia, al tiempo que expresó su esperanza de que "Kirguizistán pueda avanzar por la vía pacífica y democrática".

La nueva líder kirguís, Rosa Otunbáyeva, afirmó que "se tomarán todas las medidas necesarias para un arreglo pacífico de la situación" y subrayó que el Gobierno provisional no quiere más víctimas.

Denunció que "los partidarios de Bakíev no reparan en derramar sangre para recuperar el poder", pero aseguró que las nuevas autoridades harán todo lo necesario para frustrar cualquier intento de "revancha".

El Gobierno provisional kirguís convocó una sesión extraordinaria "para abordar la situación actual en la república y las medidas para solucionar el estado en el sur del país", indicó un portavoz oficial.

El ministro de Defensa, Ismaíl Isákov, que ya la víspera se desplazó en calidad de enviado especial del Gobierno provisional a la ciudad de Osh, dijo por su parte que no ve necesidad de enviar destacamentos militares a Jalal-Abad.

Opinó que "el conflicto sólo se produjo en las inmediaciones de la sede de la administración regional" y que la situación en general es de normalidad, al tiempo que aseguró que "las fuerzas del orden lo tienen todo bajo control".

El comité de defensa de Bakíev, que el jueves se desvinculó de los sucesos de Osh, declaró más tarde que cuenta en el sur con el apoyo de 25.000 habitantes dispuestos a "unirse en Jalal-Abad y marchar hacia el norte para ocuparse del Gobierno provisional".

Bakíev fue derrocado el pasado 7 de abril tras sangrientos enfrentamientos de sus fuerzas de seguridad con manifestantes de la oposición en la capital kirguís, Biskek, que causaron 84 muertos y más de 1.500 heridos, tras lo cual se refugió en Kazajistán y posteriormente en Bielorrusia.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook