Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Otros dos casos fueron declarados procedentes

Declarado improcedente el despido de un segundo trabajador de Lipasam vinculado al PSOE-A

La sentencia resuelve resarcir al extrabajador con una indemnización de 51.000 euros o readmitirle en la empresa SEVILLA, 31 (EUROPA PRESS) El Juzgado de lo Social número 6 de Sevilla ha declarado improcedente el despido de Pedro Carmona, uno de los seis trabajadores de la sociedad pública de limpieza viaria (Lipasam) vinculados al PSOE que fueron cesados de su puesto de trabajo en septiembre de 2011 alegando causas objetivas en materia organizativa. Según ha explicado a Europa Press el propio extrabajador, la sentencia resuelve que su despido fue improcedente porque Lipasam basaba el cese de estos empleados en un informe encargado a una empresa externa que planteaba "prescindir de 30 puestos de trabajo" por existir "duplicidades" en funciones, pero finalmente la empresa "no se ajustó a las recomendaciones" y tan solo despidió a seis de ellos, todos vinculados al PSOE. De este modo, la resolución judicial, como ha avanzado 'El Mundo', condena a Lipasam a resarcir a Carmona con una indemnización con 45 días por año trabajado, que ascendería a unos 51.000 euros, o a aceptar su readmisión. DIFERENCIA EN LOS VEREDICTOS De los seis trabajadores que fueron despedidos de Lipasam en septiembre de 2011 bajo las mismas causas, cinco de ellos acudieron a los tribunales, aunque por separado y a distintos juzgados. Así, el de Pedro Carmona es el segundo caso cuyo despido se declara improcedente, mientras que en otros dos casos se ha resuelto que el cese fue procedente. Resta por conocer la sentencia de la última trabajadora, Asunción Jiménez, cuya vista se celebró el pasado 20 de diciembre y en la que fue admitida como prueba la grabación de una conversación de la exempleada con el gerente de la empresa en la que, supuestamente, éste le insta a acercarse a dos concejales del PP para conservar su puesto de empleo. Tanto Jiménez como el propio Carmona mantienen que sus despidos fueron debidos a motivaciones "ideológicas" tras la llegada del PP a la Alcaldía de la ciudad de Sevilla como resultado de las elecciones municipales celebradas cuatro meses antes de producirse los despidos.