LA VOZ LIBRE

FÚTBOL-MUNDIAL 2010

Míchel, Cañizares y Al Ghandour, en el recuerdo del España-Corea del Sur

Efe
2010-06-02 10:25:00

Madrid.- España y Corea del Sur se enfrentarán mañana en Innsbruck (Austria) por primera vez en la historia en partido amistoso, ya que las tres ocasiones que se midieron fue en citas mundialistas, partidos que dejaron para el recuerdo nombres como los de Míchel, Cañizares y Gamal Al Ghandour.

Ambos preparan en Austria su participación en el Mundial de Sudáfrica y, curiosamente, los asiáticos se encuentran concentrados en Neustift, donde España gestó el éxito de la Eurocopa 2008.

Ahora cruzan sus caminos de forma mucho más relajada, con la preparación como objetivo y sin la trascendencia de los anteriores encuentros.

El encuentro refresca la memoria más dolorosa de la selección española y de su afición debido a la eliminación en los cuartos de final de aquel Mundial 2002 de Corea/Japón a manos del conjunto que entonces dirigía el holandés Guus Hiddink.

El estadio de la Copa del Mundo de Gwangju, abarrotado de una fiel e incansable legión de seguidores enfundados con la camiseta roja surcoreana, fue el escenario de la mala actuación del colegiado egipcio Gamal Al Ghandour y de sus jueces de línea, el ugandés Ali Tomusange y el trinitense Michael Ragoonath.

Sus errores impidieron el triunfo del conjunto que dirigía José Antonio Camacho cuando tocaba de cerca un momento histórico. El 0-0 mandó la confrontación a los penaltis y en ellos triunfó Corea del Sur entre la indignación y la tristeza de la selección española, que tuvo que hacer las maletas a las puertas de la gloria.

En los otros dos enfrentamientos anteriores, en Italia'90 y Estados Unidos'94, los protagonistas fueron José Miguel González 'Míchel', actual entrenador del Getafe, y Santiago Cañizares, respectivamente.

Michel fue el autor de los tres goles con los que el equipo que conducía Luis Suárez derrotó a los coreanos en el segundo partido de Italia'90, y Cañizares cuajó en su estreno mundialista una gran actuación con la que el conjunto de Javier Clemente pudo salvar un empate (2-2).

Curiosamente los dos encuentros se disputaron en 17 de junio, uno en el estadio Friuli de Udine y el otro en el Cotton Bowl de Dallas.

Los goles de Michel aliviaron el panorama de España en la primera fase del torneo italiano. Fue una concentración con tensiones y piques que aumentaron de tono después del discreto inicio contra Uruguay (0-0), en el que el 'charrúa' Rubén Sosa malogró un penalti.

En el partido contra Corea, los hombres de Suárez tuvieron otra discreta actuación y solamente fueron superiores en momentos puntuales, sobre todo en los goles de Míchel.

El primero llegó de volea a los 23 minutos, pero el luchador equipo surcoreano equilibró la contienda antes del descanso por medio de Hwangbo. Volvieron a aparecer los 'fantasmas'. España estaba tocada, hasta que Míchel volvió a aparecer con un lanzamiento de falta (m.62) y un disparo cruzado tras un par de regates (m.81).

El jugador madridista fue entonces, después del tercer gol, cuando exclamó aquel famoso "¡Me lo merezco!", en lo que se ha convertido uno de sus momentos más recordados con la selección.

Cuatro años después se produjo la segunda confrontación entre ambos, aunque en esta ocasión en la calurosa Dallas y en su estadio Cotton Bowl.

Bajo casi cuarenta grados de temperatura, España empezaba su andadura en Estados Unidos, y lo hizo con sufrimiento. Cañizares tuvo la oportunidad de ser el portero titular debido a la sanción de Andoni Zubizarreta tras ser expulsado en el último encuentro de la fase previa contra Dinamarca.

El portero de Puertollano acababa de fichar por el Real Madrid de Ramón Mendoza, y con sus intervenciones evitó una derrota dolorosa, y eso que España tuvo la victoria en su mano gracias a la entrada al campo tras el descanso de José Luis Pérez Caminero y a los goles de Julio Salinas (m.50) y de Jon Andoni Goikoetxea (m.55).

Pero los coreanos, infatigables, no se rindieron y gracias a su mejor físico y al desgaste del cuadro español, que llevaba desde el minuto 25 con un hombre menos por expulsión de Miguel Angel Nadal y que acabó con Fernando Hierro lesionado y aguantando como podía, forzaron tanto la máquina que llegaron a igualar con los tantos de Hong Myung Bo (m.84) y de Seo Jung Won (m.90).

Fue una igualada al final hasta afortunada en otro partido bastante discreto de la selección española y en la que Corea hizo valer sus armas. El cuadro de Clemente, no obstante, no falló ante Alemania y Bolivia, superó la primera fase y llegó también hasta cuartos de final, en los que cayó en Boston frente a Italia.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook