LA VOZ LIBRE

La vuvuzela, la banda sonora del Mundial de Sudáfrica 2010

Aunque juntas pueden superar los 140 decibelios, la FIFA ha autorizado su uso en las gradas

Stella Alonso
2010-06-11 08:49:46

Johannesburgo.- Con el Mundial de Sudáfrica 2010 ha llegado la palabra ‘vuvuzela’ a la Wikipedia. Este peculiar instrumento, que puede alcanzar los 127 decibelios, ha invadido el país y próximamente hará lo propio en las gradas de los nueve estadios mundialistas. Sin embargo, su molesto sonido y la concentración de miles de vuvuzelas por el país han obligado a las autoridades a buscar una solución tras un intenso debate mundial.

Según Wikipedia, la palabra ‘vuvuzela’ es un término zulú que significa coloquialmente ‘baño de sonido’ al provenir de la palabra ‘vuvu’ (hacer ruido). “Es una especie de trompeta larga que emplean los aficionados al fútbol en Sudáfrica para animar a sus equipos. Suele estar hecha de plástico y el sonido que produce es similar al barritar de un elefante o al zumbido de una abeja”, reza Wikipedia.

En su origen, las 'vuvuzelas' eran unos cuernos fabricados con estaño pero este se cambió por el comercial plástico en 2001, cuando la empresa Masincedane Sport comenzó a fabricarlas industrialmente. Este instrumento entonces captó la atención de la FIFA que se planteó prohibirlas, no por su ruido sino por entender que podían ser usadas como arma dentro de los estadios. Finalmente las permitió hasta que ocuparon parte del debate del Mundial tras la Copa Confederaciones de 2009.

Los medios de comunicación desplazados hasta Sudáfrica el verano pasado advirtieron de la molestia que producía el estruendo de miles de 'vuvuzelas' en un terreno de juego, tanto para su salud como para su trabajo. Las televisiones mundiales, especialmente, solicitaron a la FIFA junto a jugadores y entrenadores que las prohibiera, pero el organismo mundial, tras estudiar el caso, únicamente ha marcado una directriz: serán permitidas las que no pasen del metro de largo y por consiguiente quedan prohibidos megáfonos, trompetas, bocinas y cualquier otro instrumento que genere ruido.

Varios expertos del mundo han analizado los daños auditivos que puede causar una 'vuvuzela' concluyendo que estos pueden ser graves. Llega a 127 decibelios individualmente pero en conjunto, durante la pasada Copa Confederaciones, se registraron hasta 140, diez más de los que produce el despegue de un avión y una marca que se considera “pérdida de oído”, según ‘El País’.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook