LA VOZ LIBRE

Disney admite que cada vez es más difícil sorprender a los niños

Mark Mine, responsable de diseñar las atracciones, asegura que el mundo ha cambiado

Efe
2010-06-12 13:43:20

Barcelona.- Lograr sorprender a un niño es cada vez más difícil, afirma Mark Mine, director del grupo responsable de diseñar las atracciones para los parques temáticos de la compañía Disney, quien asegura que el mundo ha cambiado mucho desde que el creador de Mickey Mouse abrió el primer Disneyland, en 1955.

Tantas vueltas ha dado la Tierra, que la matriz del mago de Burbank, que ahora cuenta con once parques temáticos por todo el mundo -y estudia abrir uno más en China-, es propietaria desde el mes de agosto de 2009 de Marvel Entertaiment, una empresa que posee un catálogo con 5.000 personajes de cómic, entre ellos el Capitán América, Spiderman o Iron Man.

Mine, que ha pasado por el Cosmocaixa de Barcelona para hablar de su trabajo como director del Creative Technologic Group en la Walt Disney Imagineering (el "núcleo duro" encargado de convertir en realidad las ideas de nuevas atracciones) ha señalado que están "muy ilusionados" con la compra de la editorial de Hulk, y que hay una gran parte del personal creativo analizando cómo integrar los "universos" Marvel y Disney.

"Se trata de encontrar el lugar adecuado, y aunque parece que no tendremos a Spiderman y a Mickey Mouse en el mismo lugar, habrá algunos espacios donde los personajes Marvel podrán encajar bien en nuestros parques Disney ya existentes. Pero no puedo avanzar más", dice enigmáticamente en una entrevista a Efe.

A la espera de que esta "fusión" de estilos se materialice -algo muy temido por los amantes de Marvel que no ven con buenos ojos la posible edulcoración disneyana de Peter Parker o de La Masa- ya está en marcha el Marvel World de Dubai, un macroproyecto que si la crisis lo permite verá la luz en un par de años.

Mine, un ingeniero espacial experto en realidad virtual, se reconoce un afortunado con su trabajo: idear y construir atracciones y ver cómo éstas hacen disfrutar a millones de niños.

No obstante, ese objetivo cada vez es más complicado, indica el autor de algunas de las atracciones creadas en torno a películas como "Cars", "Hércules" o "Buscando a Nemo", ya que los niños tienen mucha más información que en los años cincuenta, cuando montarse en una montaña rusa era excitante, una experiencia que ahora no pasaría el examen.

Pero aunque a los chavales de hoy parece no sorprenderles nada, existen temas que, según explica Mine, mantienen su capacidad de emocionar a los visitantes de los parques temáticos: el amor, la familia, la responsabilidad...

"Intentamos que todas nuestras atracciones versen sobre este tipo de narraciones, aunque los soportes y su complejidad sea cada vez mayor", señala el ingeniero que incide en que la tecnología doméstica al alcance de todos obliga a propuestas más sofisticadas, interactivas, con robótica y tecnología extrema, "aunque siempre segura y familiar", recalca dentro del tono tradicional que ha caracterizado a la casa Disney.

De hecho, los niños no tienen miedo a la tecnología, "se sumergen y lo hacen", mientras que a los padres se les ha de convencer. Los más pequeños no sólo aprecian la interactividad sino que la esperan. Hoy en día, explica este experto, no se puede colocar una pantalla informática al alcance de la mano de un pequeño en un parque sin que esta asuma que puede ir y tocarla.

"Nosotros hacemos la magia", contesta cuando se le pregunta si siente un poco mago, y reconoce que le gusta consultar a sus hijos, a quienes "usa" como reflejo de la cultura moderna. "Son muy útiles porque gracias a ellos ves los parques temáticos desde otros ojos, lo que les interesa y lo que les aburre".

Mine es consciente de la responsabilidad del legado Disney sobre la imaginería de varias generaciones de niños, y lo tiene en cuenta a la hora de construir sus atracciones, algunas de las cuales tardan varios años en materializarse, como "Midway manía", surgida a partir de Toy Story u otras que duermen dos década en el cajón hasta que la tecnología ha permitido su realización.

"Los chicos esperan esa magia, es la potencia de la Disney, confían en que sea una experiencia amistosa y para toda la familia y lo sabemos, no queremos defraudar", señala este desarrollador, que sabe que ahora compite además con la comodidad del sofá y las consolas.

Goofy y Donald son los personajes favoritos de Mine que no cree que el viejo señor Walt se pudiera sentir incómodo con nada de lo que viera en sus parques. Por si acaso, no suelta prenda sobre los proyectos que no han llegado a buen puerto. "En Disney no nos gusta hablar de nuestros fracasos. Si algo no está bien haremos todo lo posible para arreglarlo", afirma. De momento parece que el balance no les ha ido nada mal.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook