LA VOZ LIBRE

ONU-DELITO

La ONU advierte de que el crimen organizado amenaza la paz y el desarrollo mundial

Efe
2010-06-18 07:13:00

Viena.- El crimen organizado se ha globalizado y ha ganado poder hasta el punto de que supone una amenaza mundial para la estabilidad y la paz, alertó la ONU.

"El crimen trasnacional se ha convertido en una amenaza a la paz y al desarrollo, incluso a la soberanía de la naciones", advirtió el director de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Antonio María Costa, en el informe "La globalización del delito".

"Los criminales utilizan las armas y la violencia, pero también el dinero y los sobornos para comprar elecciones, políticos y poder, incluso también a los militares", agrega Costa en el informe.

Las cifras que maneja la ONU son mareantes: el tráfico de cocaína supone 72.000 millones de dólares anuales, mientras que la heroína genera 55.000 millones, 6.600 millones el contrabando de inmigrantes y 3.000 millones la trata de personas.

Las estimaciones de la ONU cifran en 38.000 millones de dólares el valor anual de la cocaína que llega a Norteamérica desde la región andina, mientras que la misma droga que arriba a Europa genera 34.000 millones de dólares.

De las millonarias sumas que mueve la droga sólo una pequeña parte se queda en los países de origen, así, en el caso de la heroína, el 5% -unos 2.300 millones de dólares- acaba en manos afganas, ya sea en campesinos, intermediarios o insurgentes.

El 70% del dinero procedente de la cocaína lo obtienen traficantes intermediarios en los países de consumo, mientras que el resto se queda en las naciones productoras e intermediarias.

La caída del mercado estadounidense de la cocaína en los últimos años por el menor consumo ha provocado que los "narcos" busquen nuevas vías de entrada a Europa.

"A lo largo de toda la costa atlántica de América Latina la cocaína sale con destino a Europa vía África", afirma Costa.

Otros delitos con jugosas ganancias son las falsificaciones de productos, que lucran a las mafias con 9.800 millones de dólares anuales. La mayoría de estos bienes se producen en Asia y se venden en Europa.

Las falsificaciones también amenazan la salud de las personas: la ONU calcula que la mitad de los medicamentos en África y en el sudeste de Asia son falsos, con la consecuencia de que lejos de curar, pueden empeorar las enfermedades y dolencias.

También delitos ecológicos como la tala y venta de madera protegida, o el sacrificio ilegal de miles de elefantes por el marfil, llenan los bolsillos de las mafias con más de 3.500 millones de dólares anuales.

El destino de miles de personas está igualmente en manos del crimen organizado. Sólo en Europa hay 140.000 personas privadas de libertad, explotadas sexualmente u obligadas a trabajos forzados.

Millones de personas, para entrar de forma ilegal en EEUU y en Europa, confían su suerte a traficantes de personas, que imponen precios y condiciones abusivas a los emigrantes.

Otros delitos como las estafas por internet han proliferado con las nuevas tecnologías y han originado ingresos de 1.000 millones de dólares anuales al usurpar la identidad a 1,5 millones de personas por año.

El informe no sólo ofrece un diagnóstico de la situación sino también algunas posibles soluciones, como tratar de atajar los fondos financieros que permiten el blanqueo del dinero del crimen organizado.

"La aplicación de la ley contra los grupos mafiosos no va a acabar con las actividades ilícitas si los mercados subyacentes siguen sin abordarse, incluyendo el ejército de criminales de guante blanco -abogados, contables, relatores y banqueros- que les encubren y blanquean sus ingresos", subraya Costa.

Cumplir con los Objetivos del Milenio también sería un antídoto contra el crimen organizado, ya que el desarrollo mitiga el poder de las mafias, que se benefician de las necesidades de la gente.

En cualquier caso, la magnitud del problema impide una respuesta exclusivamente nacional, por lo que la ONU solicita una mayor cooperación internacional y la adopción de instrumentos internacionales como la Convención contra el Crimen Organizado Trasnacional.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook