LA VOZ LIBRE

VATICANO-ECUMENISMO

El Papa dice que los cristianos de Oriente Medio desean la libertad religiosa y la paz

Efe
2010-06-28 13:34:00

Ciudad del Vaticano.- Benedicto XVI expresó hoy su esperanza de que el diálogo católico-ortodoxos "prosiga a buen ritmo" y resaltó la importancia de la cooperación entre católicos y ortodoxos en Oriente Medio, "donde los cristianos son minoría y anhelan una auténtica libertad religiosa y paz".

El Pontífice hizo estas manifestaciones ante una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla -encabezada por Gennadio, metropolita (arzobispo) de Sassima, co-secretario de la Comisión Mixta Internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia Católica y la Ortodoxa- venida al Vaticano para la festividad de San Pedro y San Pablo, los patrones de la Iglesia católica.

Todos los años, una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla viene al Vaticano en esta fecha y el 30 de noviembre, festividad de San Andrés, el patrón de la iglesia ortodoxa, una delegación de la Santa Sede viaja a Estambul, sede del Patriarcado ecuménico.

La delegación enviada por el patriarca Bartolomé I participará hoy en las vísperas que oficiará Benedicto XVI en la basílica de San Pablo Extramuros.

Benedicto XVI expresó ante los ortodoxos su satisfacción por el hecho de que las dos iglesias celebran el mismo día el martirio de Pedro y el de Pablo, lo que recuerda -precisó- la época en que nuestras comunidades viven en plena comunión unos con otros.

El Papa Ratzinger subrayó que las relaciones entre las dos iglesias se caracterizan por sentimientos de confianza mutua, estima y fraternidad y expresó su esperanza de que el diálogo católico-ortodoxo "también prosiga a buen ritmo".

El Pontífice destacó que en octubre se celebrará un sínodo sobre las Iglesias en Oriente Medio y resaltó las "dificultades" que experimentan debido a que son una minoría "y anhelan una auténtica libertad religiosa y paz".

"El diálogo es necesario con las comunidades islámica y judía", subrayó Benedicto XVI.

Oriente y Occidente se separaron con el cisma de 1054, con las excomuniones del papa León IX y del patriarca Miguel Celurario. Desde entonces han pasado casi mil años de incomprensiones y recelos.

Les separan razones teológicas, como el rechazo de los ortodoxos al primado de la Iglesia de Roma y la negativa de la infalibilidad del Papa.

Los ortodoxos no reconocen la validez de los sacramentos católicos, al contrario que la Iglesia católica que sí admite, desde el Vaticano II, los de la Iglesia ortodoxa.

Los ortodoxos culpan a Roma de proselitismo y de intentar expandirse en territorios hasta ahora bajo su control.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook