LA VOZ LIBRE

CIENCIA-HOMBRES

Los hombres, según la situación, reaccionan como un tipo de mono u otro

Efe
2010-06-28 23:38:00

Washington.- Ante una situación competitiva, la mayoría de los hombres experimentan cambios hormonales parecidos al mono bonobos, mientras que los que buscan estatus, tienen cambios que se aproximan más a los chimpancés, según un estudio publicado hoy en la revista Public Library of Sciences (PLoS).

La versión de PLoS en internet señala que los investigadores de las universidades Duke y Harvard encontraron diferencias en las reacciones de los hombres cuando anticipan una situación de competencia.

"Un amplio cuerpo de investigación ha demostrado que las variaciones en la conducta competitiva en las especies y los individuos está vinculada a variaciones en la fisiología", indica el artículo elaborado por Victoria Wobber el Departamento de Biología Humana Evolucionaria en la Universidad de Harvard.

En particular los cambios rápidos en las hormonas testosterona y cortisona durante la competencia difieren de acuerdo con las respuestas psicológicas y de comportamiento del individuo y de la especie ante la competencia, explicaron los investigadores.

Los chimpancés -Pan troglodytes que habitan en África central y occidental- viven en sociedades dominadas por los machos donde el estatus es sumamente importante y la agresión puede ser grave.

Entre los bonobos - Pan paniscus que habitan en las forestas de la República Democrática del Congo- una hembra es siempre el miembro más dominante del grupo y la tolerancia permite una cooperación más flexible y la distribución de la comida.

Los científicos han estudiado durante mucho tiempo si las diferencias en la conducta competitiva podían explicarse por las diferentes respuestas fisiológicas en la competencia.

Para su estudio los investigadores recolectaron muestras de saliva de los simios, y para obtenerlas usaron bolas de algodón endulzadas con caramelo. Luego midieron los niveles hormonales antes y después de que se les presentara una pila de comida a parejas de ejemplares de ambas especies.

Los científicos verificaron que los machos de ambas especies que eran intolerantes y no podían compartir la comida con sus semejantes, mostraban cambios hormonales en la anticipación de la competencia por la comida.

Pero la forma en que se incrementaron las hormonas fue completamente distinta para los bonobos y los chimpancés.

Los chimpancés mostraron un incremento en la testosterona, que se considera un componente en la preparación para la competencia o las interacciones agresivas.

Por el contrario, los bonobos mostraron un incremento en la cortisol, una hormona vinculada con el estrés y estrategias sociales más pasivas en otros animales.

"Los chimpancés reaccionaron a la competencia como si ésta fuese una amenaza a su estatus, en tanto que los bonobos reaccionaron como si la posibilidad de competencia fuera estresante", señaló Wobber.

Los machos humanos habitualmente experimentan un incremento de la cortisol antes de muchos tipos de competencia de manera similar a la que se ha observado en los bonobos.

Pero si los hombres tienen lo que los investigadores dominan "un motivo de alto poder", o un fuerte deseo de alcanzar o mantener un estatus elevado, experimentan un incremento de la testosterona antes de la competencia.

"Estos resultados indican que los cambios en las hormonas relacionadas con el ímpetu competitivo de los hombres se comparten por descendencia con otros simios", añadió la investigadora.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook