LA VOZ LIBRE

China y sus vuvuzelas conquistan el Mundial de Sudáfrica 2010

El país asiático no se clasificó para el torneo pero hace negocio fabricando las trompetas

Álvaro Rubio/ Fotos: GTres
2010-07-01 14:10:18

Madrid.- Las vuvuzelas se escuchan en todo el planeta. Para algunos, una forma de animar a su selección en el Mundial de Sudáfrica 2010 y para otros, una simple ‘trompetilla’ con un pitido molesto que convierte los estadios en ‘un enjambre de abejas’.

Lo que está claro es que en el país de Nelson Mandela es toda una tradición a la que no están dispuestos a renunciar. También es más que evidente el negocio que mueve este objeto de plástico, cuyo mercado lo controla China, que aunque una vez más se ha quedado fuera del campeonato, está presente por los diferentes productos de merchandising y, cómo no, por las conocidas vuvuzelas. (Texto sigue abajo)

En el país asiático se ha fabricado el 90 por ciento de las trompetas que suenan en el Mundial. Es lo que reveló Wu Yijun, director general de la compañía Jiying Plastic Product Corporation, al periódico 'Global Times'.

Esta compañía ha producido desde enero hasta abril de 2010 un millón de vuvuzelas. A un precio de entre 23 y 35 céntimos de euro por trompeta, el negocio le ha proporcionado a la empresa unos ingresos de 3,3 millones de euros. Estos objetos se comercializan a las puertas de los estadios y su precio oscila entre los 2 y los 5 euros.

El fabricante Wu Yijun supo por primera vez lo que era vuvuzela en el año 2001, tras toparse con una caricatura en Internet que mostraba a un grupo de africanos tocando trompetas de bambú.

Tres años más tarde, Wu, gerente general de la Corporación de Productos Plásticos Jiying, un complejo industrial de la provincia oriental de Zhejiang, vio la luz cuando Sudáfrica fue escogida por la FIFA como sede para albergar el Mundial 2010.

Por su parte, la fábrica china de Juguetes Guagda de Gua, en la región industrial oriental de Yiwu, también ha producido más de un millón de vuvuzelas y continúan fabricando 20.000 diarias.

No sólo las grandes empresas se han dedicado a fabricar vuvuzelas. Por la Red circulan numerosos 'blogs' en los que se explica mediante siete sencillos pasos cómo se podría llegar a crear una trompetilla similar. El resultado es el mismo, un zumbido que puede alcanzar los 127 decibelios y que ha provocado quejas por parte de los jugadores que disputan el Mundial de Sudáfrica y de las audiencias televisivas internacionales.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook