Friday, 21 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

JAPÓN-DELFINES

"The Cove", salpicada de polémica, llega finalmente a las salas de Japón

Efe
Saturday, 03 de July de 2010, 13:18

Tokio.- El documental ganador de un Óscar "The Cove", que explora la matanza de delfines en un pueblo de Japón, se estrenó hoy en varias salas del país asiático en medio de una encendida polémica y las protestas de grupos que lo tachan de anti-japonés.

Grabado en buena parte con cámaras ocultas en el pueblo de Taiji (costa este de Japón), el filme llegó a las salas niponas con una semana de retraso a causa de las movilizaciones de nacionalistas radicales que se oponían a su proyección.

Las protestas y una agresiva campaña contra la película hicieron que los pocos cines que habían anunciado su estreno para el día 26 de junio optaran por cancelarlo, lo que provocó una ola de críticas y azuzó el debate sobre la libertad de expresión en Japón.

Finalmente, varios salas de las ciudades de Tokio, Yokohama, Osaka, Kioto, Sendai y Hachinone se decidieron a exhibirlo desde hoy para que "la gente pueda expresar su acuerdo o desacuerdo después de haberlo visto", indicó la distribuidora de la película, Unplugged.

Y el debate no se ha hecho esperar, si bien muchos de los espectadores que salían de las salas coincidían en estar impresionados por las imágenes, también recalcaban que la carne de delfín es un plato muy poco común en las mesas del país.

"Es una película muy crítica" y hasta "grotesca", dijo a Efe Katsura, uno de los espectadores que se acercó a un cine del popular distrito comercial tokiota de Shibuya para verla.

Para este estudiante, el documental "hará cambiar la opinión de mucha gente" sobre la caza de delfines, aunque insistió en que la carne de estos cetáceos, al contrario de lo que pueda parecer, es un plato que en Japón "apenas se come".

A la pregunta de si él ha probado alguna vez carne de delfín, respondió con un contundente: "¡Ni hablar!".

Otro de los espectadores coincidía en que es muy raro ver el delfín en un menú y, aunque señaló a Efe que la película es "muy interesante", expresó sus dudas sobre que todos los hechos mostrados en la cinta sean verídicos, al tiempo que defendió su caza tradicional.

Pese a la expectación suscitada por el estreno comercial de "The Cove", en las inmediaciones del cine de Shibuya se concentraban más periodistas que espectadores, mientras que a la primera proyección en una sala de Yokohama, cerca de Tokio, acudieron solo cerca de medio centenar de personas, según la agencia Kyodo.

La hora y media de documental gira en torno a la captura de delfines en Taiji, una localidad costera de 3.500 habitantes, donde los pescadores aseguran que es una tradición centenaria la caza de esos animales, que o bien, sacrifican para vender su carne o venden a acuarios de todo el mundo.

Las asociaciones de defensa de los animales critican la matanza de delfines, a los que los pescadores arrinconan en aguas poco profundas, que quedan teñidas de rojo después de que los animales sean alcanzados con arpones, como muestra con crudeza en la película su director, el estadounidense Louie Psihoyos.

En Taiji el éxito internacional de "The Cove" ha levantado ampollas y la comunidad pesquera alega que la película deja mucho espacio a malentendidos y presenta hechos no comprobados como si fueran verídicos.

Un representante del sindicato de pescadores de Taiji lamentó hoy que esta comunidad "no tenga ni el dinero ni el personal suficiente para tomar medidas contra la película".

"Vivimos vidas ordinarias", señaló en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

"The Cove" se pudo ver en la capital nipona en una proyección especial en octubre durante el Festival Internacional de Cine de Tokio, donde ya se adivinó la polémica que iba a originar entre los defensores de las prácticas tradicionales.

Hoy, agentes de la policía patrullaron alrededor de algunas de las salas donde se proyectó el filme para evitar manifestaciones, prohibidas por los tribunales después de que los cines de Yokohama y Tokio presentaran un recurso en contra de las movilizaciones.

Ello no evitó que algunos miembros de grupos nacionalistas se reunieran brevemente en la zona con carteles y pancartas, sin que hubiera incidentes.

Está previsto que, tras su estreno hoy en seis ciudades, otras dieciséis localidades de Japón lleven el filme a sus salas durante los próximos meses.

Maribel Izcue

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook