LA VOZ LIBRE

Sale a la venta hoy

La 'monja tuitera' Xiskya Valladares publica '#arezaryadormir' donde recoge 99 tuits para la esperanza

Europa Press
2013-09-12 17:17:32
MADRID, 11 (EUROPA PRESS) La 'monja tuitera' Xiskya Valladares, nacida en León (Nicaragua) pero residente en España desde hace 25 años, ha revolucionado la red social Twitter con sus 38.652 mensajes de 140 caracteres en los que habla de la Iglesia, de la vida, de la actualidad, y ahora publica un libro, que sale este jueves a la venta, '#arezaryadormir' (Destino), en el que recoge 99 de esos 'tuit'. El título del libro está extraído de sus 'tuit' pues es el hashtag que esta religiosa utiliza por las noches para despedirse de sus más de 14.500 seguidores junto a una reflexión, una anécdota, una cita o un guiño a la actualidad. Concretamente, los 99 'tuits' que aparecen en el libro son citas de autores de muy diversos ámbitos --cantantes, literatos, santos--, de todas las confesiones --cristianos, musulmanes, judíos, budistas, ateos-- y de todas las ideologías. En una entrevista concedida a Europa Press, Valladares ha indicado que se introdujo en el mundo de las redes sociales a raíz del movimiento 15-M "por curiosidad" y también "para estar informada" y que la entrada definitiva la hizo durante la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011. En ese momento se dio cuenta de que Twitter era más que un medio, "un lugar donde mucha gente estaba buscando un mensaje más positivo, de esperanza". "Por eso decidí quedarme", asegura. Pero esta religiosa tuitera no solo está en la red social de 'microblogging' sino que también tiene cuenta en Google Plus, Facebook --red que admite que le gusta menos-- y Flickr, porque confiesa que es una aficionada de la fotografía. Y no le asusta ni que la gente la critique por comentar la actualidad en las redes sociales --"las críticas pueden ser incluso una cura de humildad"--, ni por los comentarios contrarios que pueda encontrarse. De hecho, su comunidad, la Congregación de la Pureza de María, la apoya hasta el punto de que ha dado un curso en redes sociales al resto de hermanas para que ellas también estén puestas al día. Valladares considera que nadie impide a los religiosos estar en Twitter sino que, al contrario, la Iglesia les está pidiendo más presencia ahí ahora mismo pues es "una forma de nueva evangelización". No obstante, apunta que hay "muy pocos" y que, a veces, hay cuentas institucionales religiosas que funcionan mal o religiosos a los que les llevan las cuentas, que no responden, no retuitean o no siguen a nadie. Precisamente, recuerda que últimamente Francisco está muy activo en Twitter (@Pontifex) hablando sobre la guerra en Siria. Las hermanas de la Pureza de María hicieron oración y aunque hay gente que les dijo que no serviría para nada, ellas creen que incluso para el que no cree "sí que sirve, al menos para tomar conciencia de lo que está pasando". A su juicio, hace falta "mucho diálogo" y es un asunto que "no se ha tomado en serio por parte de los gobernantes". "CON EL HÁBITO POR DELANTE" De esta forma, Xiskya Valladares va "con el hábito por delante" pues no oculta lo que es sino que se enorgullece de serlo y se siente "privilegiada" por poder llevar un hábito, una prenda que no le ha impedido nunca acercarse a los no creyentes y dialogar con ellos tranquilamente. En este sentido, ha lamentado que la mayoría de gente católica en Twitter solo se relaciona con más católicos "desaprovechando" así "una gran oportunidad de poder acercarse y aprender también de los que no creen" pues no se trata solo de enseñar sino de "compartir". "No tenemos nada que imponer", aclara. Sobre la sugerencia del Papa Francisco de emplear los conventos vacíos para acoger a refugiados en lugar de como hoteles, Valladares admite que se han "instalado mucho en la vida religiosa" y que el Pontífice les está invitando "a la desinstalación, a salir a la calle, a liarla en el sentido positivo" de la palabra. A su parecer, en la Iglesia hace falta una "innovación, renovación, llevar realmente la nueva evangelización a toda la gente, no como una imposición sino como una propuesta". "Quizá la historia de España ha condicionado mucho el tema católico en este país, pero ya es hora de empezar de cero y lanzarnos, eliminar prejuicios tanto de un lado como de otro, crear puentes", apunta. En cuanto a los retos de la Iglesia para el nuevo curso, Valladares ha asegurado que le encantaría que la Conferencia Episcopal Española creara "por fin" una Comisión para la Nueva Evangelización pues, según ha indicado, cuando en el Vaticano existe un dicasterio se tiene que reproducir en las conferencias episcopales de los diferentes países. Además, cree que otro reto de la Iglesia es abrirse al diálogo con todos y contagiar, más allá de los sermones, "lo más positivo que tiene el Evangelio" que es "vivir a tope".

Comentarios

 
Publicidad