LA VOZ LIBRE

España se tiñe de rojo y amarillo con la victoria en Sudáfrica

El país entero celebra hasta altas horas de la noche la victoria de la selección española

LVL / Fotos: GTres
2010-07-12 10:30:08

Madrid.- Eran cerca de las once de la noche de un 11 de julio que pasará por méritos propios a los anales de la historia de España. En ese momento, el árbitro Howard Webb sacó el silbato y pitó el final de un partido que será recordado para siempre: 'la Roja', campeona del mundo por primera vez. Los aficionados, que habían teñido el país de rojo y amarillo, no tardaron ni un instante en salir a las calles a celebrarlo.

Desde Sevilla a Santander, pasando por Las Palmas, Zaragoza, Valladolid, Cáceres o Madrid, el epicentro de la fiesta. No hubo un rincón de España que no se transformara en una auténtica marea roja. Todas y cada unas de las ciudades de España se llenaron de aficionados, que enfundados con camisetas y banderas, salieron a celebrar el triunfo de un equipo cuyos nombres serán recordados en el 'Olimpo de los Dioses'.

Desde las primeras horas de la tarde del domingo ya se preveía la locura que se iba a vivir unas horas más tardes, si Iker Casillas levantaba la Copa del Mundo. Los aficionados se congregaron alrededor de las pantallas gigantes que estaban en sus ciudades de origen, llenos de optimismo. Ninguno dudaba de que fuera a vivir un día histórico.

En Madrid se vivió la reunión más numerosa de gente en la Hyundai-Marca Fan Park, donde más de 200.000 personas vibraron, disfrutaron, sufrieron y, finalmente, festejaron gracias al gol de Andrés Iniesta en la prórroga. A partir de ese momento, la alegría contenida durante muchos años, en las que 'la Roja’ estuvo frustrada, explotó y la gente se echó a la calle. Cibeles, Colón y la Puerta del Sol fueron el epicentro de las celebraciones más ruidosas y multitudinarias.

Pero Madrid no fue la única ciudad de España que hizo suyo el triunfo de la selección española. En Valencia la celebración duró hasta la madrugada, al igual que en Zaragoza, donde la Plaza del Pilar vivió su noche más larga. En La Coruña el lugar de reunión fue la Plaza de María Pita, mientras que en Vigo la euforia estalló en el parque de Castrelos con el tiro cruzado de Iniesta, que escribió en letras doradas un capítulo imborrable de la historia del fútbol español.

Comentarios

Dice ser Anónimo
2010-07-12 17:17:04
Sólo hay dos banderas de color rojo y gualda en el mundo. Las dos son nuestras. Y lo que representan lo amamos profundamente: ESPAÑA Y CATALUÑA.

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook