LA VOZ LIBRE

PORTUGAL-DEUDA

La calificación de deuda pública Portugal es la segunda peor de la zona euro

Efe
2010-07-13 10:34:00

Lisboa.- La agencia Moody's rebajó hoy la calificación de la deuda soberana portuguesa en dos escalones y tildó de "estable" su perspectiva, decisión que convierte al país en el segundo con peor nota (con Malta y Eslovaquia), sólo por detrás de Grecia.

Moody's es la tercera agencia que baja la calificación a Portugal, después de que Standard & Poor's la recortase a finales de abril de "A+" para "A-", y Fitch la rebajase en marzo, de "AA" hasta "AA-".

Con este recorte -el primero en 12 años por parte de Moody's- de dos escalones de la calificación de su deuda pública, Portugal pasa a ser el segundo país con el 'rating' medio más bajo ("A1") junto con Eslovaquia y Malta.

Moody's especificó que esta revisión a la baja se debe a que "la fortaleza financiera del gobierno portugués continuará debilitándose a medio plazo" y a que "las perspectivas de crecimiento de la economía lusa probablemente seguirán siendo débiles, a no ser que las recientes reformas estructurales tengan efecto a medio y largo plazo".

La decisión ya era "esperada" por el Ministerio de Finanzas, porque la agencia había avisado en mayo sobre la posibilidad de recortar la calificación, y el Gobierno luso ha considerado que Moody's ha dado una "señal de confianza" a su estrategia económica ya que las perspectivas son "estables".

Para el Ministerio de Finanzas, el anuncio de Moody's se produce en un contexto de "crisis financiera internacional que se ha dejado sentir desde hace más de dos años y que, en la primera mitad de 2010, se ha manifestado sobre todo en una fuerte presión de la deuda soberana".

El presidente de la República, el conservador Aníbal Cavaco Silva -histórico del Partido Social Demócrata (PSD), actualmente principal formación de la oposición-, restó importancia al anuncio de Moody's y manifestó que el país no se debe "preocupar con las agencias de calificación o con otras presiones que llegan desde el extranjero".

"No vale la pena recriminar a las agencias, aunque podamos sentir que hay una cierta injusticia en esta decisión, debemos hacer lo que nos compete para que no sean otros venidos desde fuera los que nos impongan que hagamos esto o aquello", declaró el jefe de Estado.

Cavaco Silva sostuvo que para conseguirlo es necesario aumentar la capacidad exportadora del país, incrementar la producción de bienes que compitan con la producción extranjera y potenciar la competitividad.

Por su parte, el líder de la oposición, Pedro Passos Coelho, juzgó que la decisión de Moody's es un "incentivo y un aviso" para que Portugal no se olvide de todo lo que tiene que hacer.

Este recorte "no nos debe convertir en más pesimistas, porque hemos ido asumiendo las medidas que fueron necesarias para invertir esta situación, pero nos recuerda que no está todo hecho", señaló el presidente del PSD.

El Gobierno socialista y la oposición conservadora se pusieron de acuerdo en mayo para lanzar un plan de austeridad para solventar la crisis financiera del país, entre cuyas iniciativas se encuentra la subida de impuestos o la congelación de salarios de los funcionarios públicos.

A pesar de la decisión de Moody's, la Bolsa de Lisboa se movía a primera hora de la tarde en terreno positivo, impulsada por los títulos del sector bancario, después de que por la mañana se acentuasen las caídas tras el anuncio de la calificadora.

Los analistas indicaron que el recorte de la nota de la deuda portuguesa por parte de Moody's no tiene el mismo impacto que si hubiese sido por parte de Standard & Poor's o Fitch, ya que esta acción simplemente la coloca al nivel de la calificación más baja.

El Banco de Portugal (BdP) también estuvo de acuerdo hoy con las perspectivas de un crecimiento débil de la economía lusa de Moody's, uno de los factores esenciales que provocaron la rebaja de la calificación de la deuda por parte de la agencia.

En su boletín de verano, el BdP informó de que la posibilidad de que la economía portuguesa entre en recesión en 2011 es del 50 por ciento.

Según el banco central, la "fuerte" desaceleración de la economía lusa se iniciará en el segundo semestre de 2010, y ésta se acentuará en 2011.

El BdP estimó que el PIB portugués crecerá un 0,9 por ciento en 2010, un 0,4% más de lo que preveía la pasada primavera, y sin embargo, apuntó hacia un crecimiento del 0,2 por ciento en 2011, un 0,6% inferior a su previsión anterior.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook