LA VOZ LIBRE

FESTIVAL JAZZ

Chick Corea capitanea una velada para oídos sibaritas y libres

Efe
2010-07-17 07:36:00

Vitoria.- Una lluvia de astros capitaneada por Chick Corea ha puesto luz esta noche a la penúltima sesión del 34 Festival de Jazz de Vitoria, que ha supuesto un deleite para los oídos más sibaritas y para los amantes de la libertad de expresión.

La velada jazzística de esta noche en Mendizorroza ha tenido como menú dos platos fuertes aderezados con unos toques de jazz y de soul.

Randy Crawford y Joe Sample han sido los encargados de abrir paladar con una sesión donde han demostrado que, además de amigos, saben sacar chispas a una colaboración profesional que les une desde hace años.

El año pasado estuvieron a punto de visitar el Festival de Jazz de Vitoria pero un problema de última hora hizo que se cayeran del cartel y, finalmente, ha sido esta noche cuando los organizadores de este certamen musical han cumplido su deseo de tenerlos en la capital alavesa.

La cantante de Cincinatti, Verónica "Randy" Crawford, ha enamorado con su voz, una de las más prestigiosas del soul, mientras el piano de Joe Sample, con su estilo personal y único, ha guiado con elegancia el devenir de la velada.

Crawford ha derrochado simpatía y no ha abandonado la sonrisa ni cuando ha tenido que reclamar a los técnicos de iluminación que bajaran la intensidad de los focos porque no podía soportar el calor.

Tras un breve descanso, y aún con la miel en los labios, ha llegado el turno de la Freedom Band, un supergrupo compuesto por cuatro grandes instrumentistas: Chick Corea (piano), Kenny Garret (saxo), Christian McBride (contrabajista) y Roy Haynes (batería).

Salvo Roy Haynes, el resto ya habían debutado en Vitoria. Chick Corea está considerado uno de los grandes pianistas de los últimos cuarenta años y acumula 12 premios Grammy.

Kenny Garrett es en la actualidad el saxo alto más brillante de la escena del jazz y ha sido merecedor de magníficas críticas por su último disco.

Christian McBride fue el mejor contrabajista de 2009 y Roy Haynes es un batería legendario que ha influido en el mundo del jazz y que ha acompañado a músicos consagrados como Louis Armstrong o Miles Davis.

Los cuatro astros han zambullido a los asistentes en una sesión con toques brillantes, que haciendo honor al nombre de la banda, ha transpirado libertad de expresión por los cuatro costados.

La sesión de esta noche ha sido la penúltima del Festival de Jazz de Vitoria, que cerrará mañana su 34 edición con un concierto doble protagonizado por Marcus Roberts y Paco de Lucía como broche final.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook