LA VOZ LIBRE

EEUU-VERTIDO

La fuga detectada corresponde a otro pozo, afirma Gobierno de EE.UU.

Efe
2010-07-20 23:23:00

Washington.- La fuga detectada en las cercanías de "Macondo", el pozo de petróleo averiado en el Golfo de México, corresponde a otro pozo en desuso, afirmó hoy el Gobierno de Estados Unidos.

En su rueda de prensa diaria, el almirante Thad Allen, coordinador para la lucha contra el vertido, indicó que autorizó a BP, propietaria del pozo y responsable del derrame, a que continúe 24 horas más las pruebas que efectúa para determinar la solidez de la estructura de "Macondo" tras la instalación hace 10 días de una nueva campana de contención.

Las cinco fugas de menor importancia detectadas en la boca del pozo son "más parecidas a un goteo" que a un escape de importancia, dijo Allen, que aseguró que esa filtraciones no indican que la estructura del pozo haya sufrido daños.

La fuga más importante, detectada a tres kilómetros de "Macondo", y que había suscitado más preocupación entre los equipos de lucha contra el vertido, explicó el almirante, "está en realidad más cerca del otro pozo abandonado que de Macondo".

"Eso, y que no es raro que haya filtraciones en las cercanías de los pozos abandonados" ha convencido a los equipos de que esa fuga no tiene nada que ver con el pozo averiado, declaró Allen.

Según los datos oficiales, hay cerca de 27.000 pozos abandonados en el lecho marino del Golfo de México.

Las declaraciones de Allen se producen después de que BP revelara que se plantea un nuevo método para sellar el pozo averiado, mediante la inyección de lodo pesado en la boca del pozo desde la superficie marina.

Ese método, al que se ha llamado "Static Kill" (algo así como "Eliminación Estática") se estudiará a lo largo de los próximos dos días, tras lo cual la empresa británica tomará una decisión.

La compañía ya había probado a inyectar una mezcla de cemento y lodo pesado para sellar el pozo, sin éxito, en mayo, y éste sería un procedimiento similar.

La diferencia es que ahora BP cuenta con una campana de contención sobre el pozo que por el momento lo mantiene cerrado y que permitiría a los equipos inyectar la mezcla a baja presión y baja velocidad, con mayores probabilidades de éxito.

Cuando se cumplen 92 días del accidente en la plataforma de BP, la principal preocupación del Gobierno de EE.UU. es que la estructura subterránea del pozo esté dañada y que el crudo se filtre a través de las rocas y acabe fluyendo en múltiples puntos del suelo marino.

Desde el 20 de abril y hasta el jueves de la semana pasada el manantial ha expulsado entre 35.000 y 60.000 barriles de petróleo a las aguas del Golfo y provocado la mayor catástrofe ecológica en la historia del país.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook