Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Y del concejal socialista

El BNG exige la dimisión del primer teniente de alcalde de La Coruña y Anova reclama ceses

Piden que se aparte de sus funciones a los funcionarios que figuran en la lista de imputados LA CORUÑA, 30 (EUROPA PRESS) El BNG ha reclamado la dimisión del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de A Coruña, Julio Flores, tras su imputación en la rama coruñesa de la 'Operación Pokémon', así como del otro edil imputado, el socialista José Nogueira. Además, reclama el cese del personal asesor y que se aparte de sus funciones a funcionarios que se encuentran en la misma situación. Mientras, la formación Anova Irmandade Nacionalista de A Coruña ha reclamado al regidor coruñés, Carlos Negreira, que cese de sus responsabilidades al primer teniente de alcalde y al personal asesor. En un comunicado, el BNG critica "el comportamiento" del alcalde herculino y presidente provincial del PP coruñés y le acusa de "incumplir el código ético y de buenas prácticas del PP, el programa electoral de 2011 y los estatutos del último congreso del PP". Al respecto, tras la imputación de 12 personas por parte de la jueza que instruye la 'Operación Pokémon', entre ellos dos concejales, asesores y funcionarios, vuelve a exigir dimisiones. En concreto, reclama la dimisión de los concejales imputados, el primer teniente de alcalde, Julio Flores (PP), y el edil socialista José Nogueira, así como el cese "del personal de confianza que asesora al gobierno y que está imputado", apunta. También reclama que se aparte a los funcionarios imputados y que no intervengan "en ningún proceso administrativo de contrataciones", añade. CESE DE FUNCIONES Por su parte, Anova insta a Negreira a que cese "de todas sus responsabilidades y funciones" al primer teniente de alcalde y portavoz del gobierno local, Julio Glores, "como integrante de la Junta de Gobierno Local y de la Mesa de Contratación", precisa. Además, afirma que este cese debe extenderse al personal eventual imputado, mientras que reclaman que "todas las personas funcionarias imputadas queden separadas de sus funciones actuales, de manera inmediata, para que no puedan intervenir en ningún proceso administrativo de contratación", añade.