LA VOZ LIBRE

El Grupo Hospital de Madrid pone en marcha un programa Holter de eventos

Para el diagnóstico de arritmias cardiacas sintomáticas de aparición esporádica

LVL
2010-07-27 16:27:57

Madrid.- El Grupo Hospital de Madrid (HM) ha dotado a la recientemente puesta en marcha Unidad de Electrofisiología Cardiaca y Arritmología Clínica de un programa de Holter de eventos para el diagnóstico de arritmias cardiacas sintomáticas de aparición esporádica, para lo cual es “fundamental” registrar la arritmia causante de los síntomas en el momento en el que se produce, según el doctor Jesús Almendral, jefe de esta unidad.

Las arritmias son trastornos o irregularidades del ritmo cardiaco que presentan diverso nivel de gravedad, pero que en la mayoría de los casos son paroxísticas; es decir, que aparecen y desaparecen bruscamente, lo que motiva que cuando el paciente no está sufriendo la arritmia, las pruebas diagnósticas sean normales o no determinantes para detectar el trastorno.

Los síntomas de las arritmias son muy variables, desde leves a fatales, y en ocasiones, incluso, el paciente se mantiene asintomático. Pero, además de los síntomas que causan, las arritmias pueden también provocar accidentes embólicos o disfunción ventricular -potencialmente generadora de fallo cardiaco-. De ahí la importancia de reconocerlas y tratarlas, aunque no produzcan síntomas.

Aunque la forma más perfecta de diagnosticarlas son los estudios electrofisiológicos intracavitarios invasivos, las pruebas no invasivas, basadas en el electrocardiograma (ECG) de superficie de 12 derivaciones, pueden aportar información concluyente en muchas ocasiones. Asimismo, para detectar arritmias esporádicas o asintomáticas, se ha desarrollado el sistema Holter, que extiende el tiempo de registro continuo de la actividad eléctrica cardiaca a 24-48 horas, y lo almacena en un soporte digital para su posterior lectura por el cardiólogo, con las mínimas limitaciones para las actividades diarias del paciente.

“El problema de muchos pacientes con arritmias cardiacas es que, como su presentación es paroxística [de aparición y desaparición rápida y repentina] y de corta duración, es muy difícil obtener un registro electrocardiográfico en el momento de la arritmia”, ya que con un Holter convencional, de 24 horas, “es raro que se de la coincidencia de que ese día ocurra una arritmia que pueda registrarse”, explica el doctor Almendral. La frecuencia de la mayoría de las arritmias paroxísticas es de un episodio cada una o varias semanas, o incluso menor en algunos casos.

HOLTER DE EVENTOS

Estas limitaciones son solventadas con unos dispositivos que el paciente puede tener durante tiempos más prolongados (una semana o más) y que sólo registran el ECG cuando aparecen los síntomas; es decir, cuando hay un evento: son los Holter de eventos.

Las características de estos dispositivos son la facilidad del sistema de recogida de señal, que o no lleva electrodos pegados o tiene un sistema muy sencillo que puede ser desconectado por el paciente para no limitar su aseo personal; las baterías de larga duración para su uso durante un tiempo prolongado; la activación por el paciente del sistema de registro; y la disponibilidad de algoritmos de detección automática de arritmias (en algunos modelos) o incluso análisis del ECG en tiempo real.

Además de ser una prueba diagnóstica de gran ayuda para la detección de las alteraciones del ritmo cardiaco, el jefe de la Unidad de Arritmias del Grupo Hospital de Madrid asegura que “se ha demostrado que la rentabilidad diagnóstica del Holter de eventos para algunos tipos de arritmias -no para todos- es superior a la del Holter convencional”, y destaca como otro de los avances de los primeros sobre los convencionales es que pretende hacer más sencilla la monitorización del ritmo cardiaco, de forma que sea menos incómoda para el paciente.

“En realidad, el Holter convencional y el de eventos son complementarios”, añade el experto, ya que el primero “explora el ritmo cardiaco de un manera más profunda y detallada pero durante un menor periodo de tiempo”, mientras que el valor del segundo es “extender el periodo de monitorización del ritmo cardiaco, a expensas de una recogida del electrocardiograma sólo durante momentos puntuales, no todo el tiempo”.

INDICACIONES DEL HOLTER DE EVENTOS

Las indicaciones más frecuentes del Holter de eventos incluyen la evaluación de síntomas que pueden estar relacionados con arritmias, pero en los que éstas aún no se han documentado electrocardiográficamente; la cuantificación y mecanismo de la carga arrítmica; y las evaluaciones de riesgo en pacientes con arritmias sintomáticas y asintomáticas, de la eficacia de la terapia antiarrítmica y del funcionamiento de marcapasos y desfibriladores.

Para el doctor Almendral, está claramente indicado “cuando el paciente experimenta síntomas probablemente arrítmicos (como palpitaciones bruscas sin causa aparente, o mareos de aparición súbita), pero de frecuencia de aparición esporádica, una vez a la semana o menos”. Igualmente, destaca una segunda situación muy importante: “Pacientes en los que detectamos arritmias cardiacas de consideración, pero que no producen ningún síntoma”. “Esto, lejos de restar importancia, puede aumentarla, porque las consecuencias de la arritmia pueden sobrevenir de golpe por no haberse reconocido antes”, apunta.

En este sentido, pone como ejemplo habitual el caso de algunos pacientes con fibrilación auricular. “Sabemos -señala- que aunque algunas veces ‘noten’ la arritmia, otras veces no la notan, especialmente bajo tratamiento con determinados medicamentos; y esto no es tranquilizador porque pueden igualmente darse las consecuencias de la arritmia, como embolias o fallo cardiaco”. “Pues bien, algunos tipos de Holter de eventos son capaces de detectar automáticamente arritmias como la fibrilación auricular, independientemente de que el paciente la note o no”, añade el experto.

Por otra parte, en la actualidad no se han descrito contraindicaciones para realizar un estudio con Holter de eventos, ya que su colocación no supone ningún riesgo para el paciente sino, tan sólo, “la pequeña incomodidad de llevar el aparato y estar pendiente de él”, indica el jefe de la Unidad de Arritmias del Grupo Hospital de Madrid.

A este respecto, el doctor Almendral recuerda la necesaria precaución que el paciente debe tener a la hora de su aseo personal para que los aparatos no se mojen, pero subraya que “precisamente el esfuerzo tecnológico de estos dispositivos va encaminado a hacer posible que el régimen de vida del paciente no se modifique, o lo haga mínimamente, de forma que las arritmias se manifiesten con toda la virulencia que tengan y así puedan detectarse”.

El programa de Holter de Eventos de la Unidad de Electrofisiología Cardiaca y Arritmología Clínica del Grupo HM se basa en la creciente complejidad técnica del dispositivo que se utilice para distinguir tres tipos de pruebas, tratándose en todos los casos de Holter de eventos con grabación voluntaria del paciente (HEGVP): HEGVP, HEGVP + automática por frecuencia y HEGVP + automática por reconocimiento de arritmias (con tecnología inalámbrica).

"UNA UNIDAD DE ARRITMIAS DEL SIGLO XXI"

Basada en el concepto clave de tratamiento individualizado, la nueva Unidad de Electrofisiología Cardiaca y Arritmología Clínica del Grupo HM está dotada con toda la tecnología de última generación para ofrecer a cada paciente con arritmias cardiacas el diagnóstico y tratamiento personalizado que precisa, y cuenta con personal médico y de Enfermería con dedicación a tiempo completo.

Se trata de una “Unidad de Arritmias del siglo XXI”, tal y como la ha calificado su responsable, porque, al igual que uno de los retos de la Medicina actual es armonizar el progreso tecnológico con el humanismo, la cercanía personal y la individualización, el de esta unidad es “armonizar tiempo de dedicación a los procedimientos electrofisiológicos complejos, al dominio de la tecnología más puntera, con tiempo de dedicación a la consulta, al trato personal, a informar a los pacientes y a tomar las decisiones conjuntas mediante el diálogo”. “Comprender y afrontar ese reto es nuestro objetivo”, apostilla el doctor Almendral.

> En la imagen, el doctor Jesús Almendral, jefe de la Unidad de Electrofisiología Cardiaca y Arritmología Clínica.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook