LA VOZ LIBRE

El H. Virgen de la Luz de Cuenca se incorpora a la red de hospitales de C-LM que pueden activar el Código Ictus

Europa Press
2010-08-02 12:44:22
CUENCA El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca se ha incorporado a la red de hospitales de la región que pueden activar el Código Ictus para la atención inmediata de los pacientes que sufren un infarto cerebral, según informó hoy la Junta en nota de prensa. El objetivo de este protocolo de actuación es lograr que el paciente que sufre este tipo de patologías pueda ser atendido lo antes posible en el centro hospitalario para un tratamiento más eficaz. El Gobierno de Castilla-La Mancha logró a principios del año 2009 dar cobertura con Código Ictus a todo el territorio de la Comunidad Autónoma gracias al avance de los sistemas de transporte sanitario, con la puesta en marcha del vuelo nocturno y de un cuarto helicóptero medicalizado y la disposición de cuatro hospitales de la región --Albacete, Toledo, Alcázar de San Juan y Ciudad Real-- como centros de referencia, a los cuales se une desde principios de este mismo mes de julio el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca. Con la activación del protocolo de Código Ictus, cuya puesta en práctica ha sido posible gracias a la labor liderada por el Servicio de Neurología del Hospital de Cuenca, se consigue que los pacientes subsidiarios de un tratamiento trombolítico lleguen cuanto antes al centro sanitario y en las mejores condiciones posibles. La enfermedad cerebrovascular aguda (Ictus) constituye una de las principales causas de mortalidad en España, la segunda tras la cardiopatía isquémica, y puede provocar graves secuelas como discapacidad, demencia, etc. Además, este tipo de patologías suele ser más frecuente en poblaciones con más esperanza de vida, como ocurre en Cuenca y en Castilla-La Mancha. El tratamiento precoz del ictus es fundamental para mejorar la supervivencia y reducir las secuelas del paciente. El objetivo que marca la Gerencia de Urgencias y Emergencias del SESCAM es que el paciente pueda estar en uno de los hospitales acreditados, entre ellos el de Cuenca, antes de las tres horas y media desde el inicio de los síntomas. El protocolo se activa cuando se produce una llamada al 112, en la que se informa de un posible accidente cerebrovascular. Mientras una unidad de la Gerencia de Urgencias y Emergencias con soporte vital avanzado se dirige al lugar del incidente para realizar una primera valoración del paciente, el Centro Coordinador del 112 se pone en contacto con el hospital acreditado más cercano para solicitarle un preaviso hospitalario e informarle de las características del paciente. Tras confirmar que se trata de un Código Ictus, el paciente es trasladado al centro sanitario, donde es recibido en el Servicio de Urgencias y en el Hospital de Cuenca se realizan las pruebas pertinentes para determinar si es necesaria o no la trombolisis, ya que no todos los pacientes cumplen los criterios establecidos para la realización de este tratamiento. Para el funcionamiento de este protocolo es necesaria la colaboración de todo un engranaje de profesionales sanitarios, tanto de Emergencias, como de Atención Primaria, Urgencias hospitalarias, Radiodiagnóstico, Hematología, Análisis Clínicos y Neurología, así como los profesionales de Enfermería que intervienen y que han recibido una formación especifica sobre la atención en estos casos.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook