LA VOZ LIBRE

ARGENTINA-D.HUMANOS

Los homenajes a la CIDH concluyen en una antigua cárcel clandestina de la dictadura

Efe
2009-09-11 21:32:00

Buenos Aires.- Miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) regresaron hoy al lugar en el que funcionó la mayor cárcel clandestina de la última dictadura argentina (1976-1983) en un homenaje que les rindió el Gobierno 30 años después de su histórica visita en medio de la represión ilegal.

La ceremonia, encabezada por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se llevó a cabo en un salón que supo ser el casino de oficiales de la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA), por donde se calcula que pasaron unos 5.000 detenidos-desaparecidos.

En ese marco, la mandataria anunció el envío al Parlamento de cuatro proyectos de ley, uno de los cuales impulsa una reforma del Código Penal para adecuarlo a la normativa internacional sobre los delitos de calumnias e injurias en materia de libertad de expresión.

"Hace 30 años ustedes tuvieron que venir porque no había justicia ni libertad de expresión en Argentina", les dijo la mandataria a los representantes de la CIDH.

"Hoy vienen a un país donde hay justicia, donde quienes violaron los derechos humanos están siendo juzgados por los tribunales competentes (...) y donde la libertad de expresión y de prensa es tal vez más absoluta que nunca", enfatizó Fernández en su discurso.

En el acto estuvieron presentes tres de los integrantes de la misión de la CIDH que en 1979 recibió 5.580 denuncias de desapariciones forzadas de personas en este país, que fueron la base de un informe que el organismo dio a conocer al año siguiente.

Uno de ellos, el ex comisionado colombiano Marco Gerardo Monroy Cabra, dijo a Efe mientras recorría el predio de la antigua ESMA que "es muy merecida la celebración por el impacto que tuvo el informe y las recomendaciones que hizo la Comisión en aquella época".

"Recuerdo las largas filas de personas que hacían las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos y visitar los mismos lugares revivió toda la historia que escribimos en aquel entonces", señaló en alusión a lo ocurrido hace tres décadas frente a las oficinas de la OEA en Buenos Aires, donde se instaló la misión.

Con el homenaje de hoy concluyeron tres jornadas de sesión extraordinaria de la CIDH que se llevaron a cabo en Buenos Aires para conmemorar los 30 años de la misión que estuvo en el país en plena dictadura.

"Durante estos tres días utilizamos todos los sentidos para percibir y recrear la importancia de la visita de 1979, que dio lugar a un informe que fue la voz de los que no tenían voz y también una importante experiencia para la Comisión", indicó la presidenta del organismo, la venezolana Luz Patricia Mejía.

Tras señalar que "la lucha por la dignidad de los pueblos sigue tan viva como en aquellas oscuras décadas", remarcó que "hoy la lucha contra la exclusión, la pobreza, la miseria y por el logro de la igualdad y la no discriminación continúan siendo los grandes desafíos".

Además de reunirse con el dictador Jorge Videla y representantes de organismos de derechos humanos, en 1979 los miembros de la CIDH se entrevistaron con jefes de fuerzas de seguridad, representantes de la Iglesia y de sindicatos, hablaron con la prensa y visitaron diez sitios señalados como centros clandestinos de detención.

Uno de ellos fue el predio de la ESMA en Buenos Aires, que por disposición del Gobierno dejó de pertenecer a la Armada y donde desde hace dos años funciona el Espacio para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

El canciller argentino, Jorge Taiana, aseguró a Efe que la sesión extraordinaria de la CIDH constituyó tanto un "reconocimiento a la tarea que desarrolló la Comisión" como una oportunidad de "recordar el esfuerzo de aquellos que en épocas oscuras tuvieron el valor de presentarse y denunciar las violaciones que se cometían".

Según datos oficiales, durante la última dictadura argentina desaparecieron unas 18.000 personas, cifra que los organismos humanitarios elevan a 30.000.

En el acto, todos los oradores recordaron los aniversarios del golpe militar que Augusto Pinochet encabezó en Chile en 1973 y los atentados de 2001 en Nueva York, además de lamentar la situación que vive Honduras tras el derrocamiento de su presidente, Manuel Zelaya, a finales de junio pasado.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook