LA VOZ LIBRE

A pasar el fin de semana en Marruecos

Cientos de melillenses cruzan la frontera "sin temor"

Europa Press
2010-08-14 18:34:50
MELILLA Cientos de melillenses españoles han pasado a Marruecos para pasar el fin de semana en este país a pesar de la crisis fronteriza que se vive entre Melilla y el reino alauí, formándose colas de vehículos que debían esperar una media de dos horas debido la lentitud de circulación en el puesto de Beni-Enzar, donde funciona un solo carril de entrada a Marruecos a pesar de que está dotado de cuatro. Varios de los que pasaron manifestaron a Europa Press que "no tenemos miedo" a cruzar de un lado a otro de la frontera a pesar del boicot comercial de ocurrido esta semana y que lo más lamentan es que el paso de vehículos "no sea más ágil". Uno de los conductores, Mohamed, declaró que "como cada sábado mi familia y yo nos vamos a Marruecos porque no hay razones para no pasar ya que los que están organizando los incidentes son cuatro descerebrados que no nos van a marcar nuestras vidas". Otro, Joaquín, también pasó con su familia para disfrutar de la playa en la casa que tiene alquilada en la "Bocana", una playa marroquí situada a un par de kilómetros de Melilla y donde decenas de melillenses alquilan sus viviendas a propietarios marroquíes durante todo el verano y muchos incluso durante todo el año. "Nosotros pasamos porque para entrar a Marruecos no hay ningún problema, salvo las colas que se forman, pero por lo demás nada ha cambiado". Pero no todos pasan por la playa y el sol. Hay quienes lo hacen bien para realizar compras de productos marroquíes o para visitar a familiares, no en vano más de un cuarenta por ciento de meçlillenses españoles son de origen bereber, y muchos van a visitar a familiares de uno u otro cónyuge. Así, Karim señalaba a Europa Press que "voy a Nador para que mi mujer y mis hijos vean a mis suegros: no van a dejar de ver a sus padres y a abuelos por estos incidentes organizados por un grupo tan pequeño". Los melillenses no necesitan de pasaporte si van a estar en la provincia limítrofe con Melilla, Nador, de acuerdo con los acuerdos de vecindad, que permite que se pueda atravesar este puesto mostrando únicamente el documento nacional de identidad. Si se va más allá, sí que es requisito imprescindible sellar el pasaporte. El tránsito de personas de uno a otro lado de la frontera se está produciendo con normalidad, eso sí con colas que alcanzan las dos horas de retenciones, después del boicot comercial que se produjo el pasado jueves, en el que dos asociaciones civiles marroquíes impidieron la entrada a Melilla de productos como pescado, marisco, verduras y frutas para protestar por las supuestas "agresiones racistas" de policías españoles hacia ciudadanos marroquíes, acusaciones que son negadas tajantemente por la Delegación del Gobierno y las autoridades policiales.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook