LA VOZ LIBRE

La Diada, Pozuelo, Chávez y Belén Esteban

José Cavero
2009-09-14 10:41:46

La celebración de la Diada en Barcelona, la celebración de las fiestas de Pozuelo, y la presencia de Hugo Chávez en Madrid, fueron tres acontecimientos que en la tarde del viernes merecieron atenciones policiales extraordinarias, para que no se soliviantaran algunos ánimos y se llegara a extremos imaginables o a su repetición. En Barcelona, en efecto, como ya había ocurrido en ocasiones anteriores, "la Diada" terminó con la quema de una bandera española y otra francesa por parte de cuatro encapuchados que se supone que eran independentistas de los que en otro tiempo estarían militando en Terra Lliure. Posiblemente ahora, también lo hagan, porque los vivas a la organización terrorista-independentista volvieron a escucharse como hace años. Es posible que la larguísima espera de la sentencia sobre el Estatut catalán esté excitando los ánimos de algunos catalanistas más de lo conveniente. Y ahí tenemos al presidente del Barsa, a la cabeza de las manifestaciones de quienes reclaman un Estado catalán, como el obtenido por algunas viejas regiones de la extinguida Yugoslavia de Tito.

Pozuelo era un segundo punto caliente, en la tarde y noche del viernes, tras los incidentes de la semana anterior, protagonizados por varios millares de chavales "con un par de copas demás" y deseosos de dar tienda suelta a sus deseos de "quemar el pueblo". Esta vez, las prevenciones que adoptaron las fuerzas policiales impidieron desórdenes, aunque no totalmente escenas de botellón, en algunos puntos de la localidad. Resulta evidente que el botellón se ha convertido en forma de protesta y de alterar el orden ciudadano. Y las autoridades locales parecen haberlo advertido demasiado tarde, tras normas permisivas de meses y años anteriores. Cuando se ha querido cortar la costumbre, los chavales se han resistido por considerarlo ya un derecho adquirido.

En tercer punto caliente lo protagonizó la visita de Hugo Chávez, presidente bolivariano de Venezuela. Chávez, que se reunió con Zapatero y con el Rey, también tuvo oportunidad de comprobar que su nombre y su presencia dividen a la opinión pública, pero que logra que una multitud de vociferantes le escolten por donde acude. Venezolanos en el exilio, colombianos que se creen enemigos del populista del país vecino, y extra derecha española, todos coinciden en insultar al "caudillo" Chávez, un ex militar golpista que lleva diez años ejerciendo la presidencia de un país rico, ganando en sucesivas consultas electorales. Uno de sus pecados es el deseo de permanencia en el poder sin tope alguno, y también para lograrlo ha acudido a las urnas y a los muchos venezolanos que le reverencian. La visita a España coincidió esta vez con el descubrimiento de una importantísima bolsa de gas en cuya explotación participará Repsol.

En rigor, aún hubo otro personaje que suscitó en la tarde noche altísimos niveles de confrontación pública: Belén Esteban y la acusación-sugerencia de que somete a su hija Andreíta a niveles excesivos de "popularidad" y presencia en los medios informativos. En un par de cadenas televisivas, a lo largo del día, no se hablaba de otra cosa: Belén y su extraña familia, y los belenistas y antibelenistas que aplauden o abuchean a la "estrella mediática" y la decisión del defensor del menor madrileño.

Comentarios

Dice ser CHE-CHU
2009-09-16 13:16:46
¿Belén Esteban? Pues yo, le he escrito una carta al Rouco Varela, para que la pongan en los altares, porque creo que es lo único que le falta. Esta es la carta, espero que os guste, si es así, dejadme por favor un comentario en mi blog. http://chechu-lamadre.blogspot.com/ Gracias anticipadas. Che-chu MARTES 15 DE SEPTIEMBRE DE 2009 CARTA A DON ROUCO, LA ESTEBAN A LOS ALTARES Barakaldo, 15 de septiembre del 2009 Don Rouco Varela Presidente de la CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA Calle Añastro, Nº 1 28033 Madrid Estimado don Rouco: Me encontraba mismamente yo, orando fervorosamente en la soledad de mi habitación, cuando, entre luces de colores y ruido de muchas aguas, se me apareció un ángel del Señor. Así que le vi, me acojoné mogollón, pero el aparecido, muy en su papel de enviado celestial, me tranquilizó diciéndome: “Che-chu, hijo; pareces nuevo. ¿A qué coño viene esa cara de espanto? ¿Ignoras a caso, que el Señor nunca abandona a los justos? Tu has sido tocado por la Gracia Divina, porque además de ser un chico muy bueno, muy de su casa y muy limpio, eres un ferviente devoto de Nuestra Señora del Perpetuo Mosqueo. Y eso, es algo que el Señor guarda como el tesoro más preciado, en lo más profundo de su Celestial corazón. No se lo comentes a nadie, que después todo se sabe; pero tu eres para el Señor, como la más bella flor del Paraíso” Eso de “la más bella flor” me molestó, porque me sonó a mariconada con indirecta incluida, pero no me atreví a decir ni mu, no fuera que el susodicho ángel se cabreara, ya sabe usted, que estos aparecidos acostumbran a tener muy mala leche. Así que le seguí la corriente y me interesé por el motivo de su visita. Eso si, procurando en todo momento, no darle la espalda, no fuera que... “Bien, vale; muy finas tus palabras, -acerté a decir- pero... ¿A qué se debe tu presencia en mi humilde morada?” El ángel, me respondió con voz serena: “Nada te descubro, si te digo que Belén Esteban es en este momento la máxima estrella mediática en España y eso, intenta aprovecharlo la competencia para llevar acabo un suculento negocio” Como no conseguía entender, a qué venía eso de suculento negocio y que pintaba la Esteban haciendo la competencia a no se quien, le inquirí con humana curiosidad al ángel: ”Angelote, hijo; cuéntame la película completa, porque no me aclaro” Entonces, el ángel del Señor, que tenía estudios, me lo explicó de forma muy didáctica: “Verás, Che-chu; la crisis está golpeando con dureza a la Iglesia y sus príncipes andan tan ajustaditos de dinero, que en ocasiones, se las ven y se las desean para invertir en bolsa y para llevar a cabo la mística ingesta diaria de caviar ruso y aquí es donde entran la Esteban, el suculento negocio y la competencia. Como ya te he dicho, la Esteban es en este momento lo más en España, ella es el máximo exponente de la tenacidad televisiva y de la cultura española para el resto del planeta. De eso, se han percatado los evangélicos, que, como bien sabes, son competencia directa de nuestra amada Iglesia Católica, en eso de propagar la fe a diestro y siniestro, y quieren proponerle que se convierta en una de sus predicadoras estrella. De lograrlo, miles de fieles llenarían los estadios de fútbol en todo el país, para escuchar con inusitado fervor idolátrico las prédicas de la Esteban, obteniendo de esta manera los evangélicos, multimillonarios beneficios económicos. Es por esta razón, que el Señor quiere que te presentes con urgencia en las oficinas de la Conferencia Episcopal y le propongas a su eminencia don Rouco, que le proponga a su vez a su serenísima majestad el Papa de Roma, que fiche a la sierva del, Señor, Belén Esteban, nombrándola ya mismo Santa a perpetuidad, para que su imagen sea venerada lo antes posible en los altares. ¿Te imaginas la enorme cantidad de dinero que va a recaudar la Iglesia, cuando los fieles acudan en masa a los templos, para pedirle consuelo a sus penas y para que les haga algún milagro?” La idea me pareció muy buena, pero la forma de comunicarla a la parte interesada, lenta y un poco liada. Así que le pregunté al ángel: “Puesto que el asunto requiere urgencia, ¿no será más rápido que el Señor se lo proponga directamente al Benedicto XVI, que para eso es su representante en la tierra?” Con voz grave, pero sin perder la compostura, me respondió el ángel: “No, los Sagrados cauces que establece el Señor para sus cosas, son inamovibles y ni Dios puede cambiarlos. Como te he dicho, te presentarás de inmediato ante don Rouco Varela y le harás participe de lo que te he comentado, para que, también de inmediato, él viaje a Roma y le comunique al Santo Padre que debe nombrar ya mismo Santa a la Belén Esteban. Así que venga, que pa luego es tarde” Ante la firmeza del ángel, solo acerté a titubear: “Pero... es que... verás, yo... sería mejor que... estooo...” A lo que el enviado del Señor, me ordeno de forma tajante: “¡Venga coño, muévete ya, que es para hoy!” Y en esas estoy, don Rouco, pero, como a pesar de ser usted un lince para los negocios, no tiene a bien recibirme, me veo en la obligación de informarle de la voluntad del Señor, mediante esta carta. No demore usted ni un segundo más, su viaje a Roma para informar al Santo Padre sobre el místico asunto de la Esteban, ya conoce la mala leche que se gasta el Señor con aquellos que incumplen sus Sagrados mandatos. En espera de sus gratas noticias, reciba mi más atento saludo. CHE-CHU

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook