Monday, 24 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE

El nudismo de interior se extiende por los pantanos de la Comunidad de Madrid

Decenas de madrileños lo practican en el Pantano de San Juan, en el río Lozoya y en la Pedriza

LVL
Monday, 23 de August de 2010, 12:29

Madrid.- Con el verano y aprovechando la tranquilidad de estos días en Madrid, decenas de madrileños practican el nudismo de interior, frente al más conocido nudismo playero, en varias zonas de la región, concretamente en el Pantano de San Juan, en el río Lozoya y en la Pedriza.

Y es que tras la polémica y las críticas surgidas a principios de este mes después de la celebración de 'Día del uso optativo del bañador' de las piscinas de la Universidad Complutense de Madrid, el primer acto nudista en una universidad española, muchos aficionados a esta práctica han decidido desplazarse unos kilómetros hacia la naturaleza, lejos del asfalto.

Así, fuera de la capital, un centenar de aficionados al naturismo apuestan cada fin de semana, especialmente en verano, por una 'cala nudista' situada el Pantano de San Juan, tal y como recogen diversos foros de Internet y revistas especializadas en esta práctica, que utilizan la red para quedar y reunir a aficionados.

El punto de encuentro es la entrada de la primera pista, pasado el kilómetro 49 de la carretera M-501, a 56 kilómetros de la capital. La denominada 'Cala nudista' se encuentra unos metros antes del tercer aparcamiento, en la senda del Yelmo. "La práctica del nudismo en los pantanos es una experiencia realmente agradable, otra forma diferente con respecto a playas y piscinas, en contacto con la naturaleza", ha afirmado un aficionado.

También recuerdan a los seguidores de esta práctica extremar las precauciones con las rocas, no bañarse en zonas prohibidas para ello dentro del pantano y no practicar el buceo bajo ningún concepto, ya que es frecuente la existencia de árboles bajo el nivel del agua.
Otro de los puntos de práctica del naturismo en verano, aunque menos conocido, es la zona de 'Hoya Encavera', en el río Lozoya. El lugar se encuentra a la altura de Lozoyuela, cruzando el puente sobre el río y el túnel bajo la vía, a 50 metros de la Presa de la Pinilla.

"El sitio es genial porque está lo suficientemente apartado del estresante y sucio Madrid como para poder dejar todos tus problemas e intranquilidades aparcadas durante un tiempo en la capital. Simplemente disfrutar un día en el campo y de tranquilidad presta mucho", ha resumido otro aficionado. Asimismo, las asociaciones naturistas aconsejan tomar precauciones parecidas a la de los pantanos, es decir, buscar zonas seguras y aguas tranquilas y poco profundas, "y si se hace pie, mejor". 

La Pedriza es otra de las zonas recomendadas por la Asociación para el Desarrollo del Naturismo (ADN). Es la zona más alejada de la capital y por ello la menos concurrida. Concretamente, en la zona conocida como la Charca Verde se dan un chapuzón nudistas y bañistas en general.
Aunque no hay normativa que impida, ampare o regule el naturismo en estos espacios al aire libre, las asociaciones naturistas aseguran que es una actividad legal en cualquier punto de la geografía española. "En 1995, con la aprobación del nuevo Código Penal se reafirma la desaparición de los articulados contrarios a la Constitución, por lo que definitivamente el 'escándalo público' deja de existir como delito.

Desde entonces es absolutamente claro que el nudismo es plenamente legal en cualquier playa, río, parque y en cualquier situación", alegaron. Según estimaciones de la Federación Española de Naturismo, (FEN), hasta el 1 por ciento de la población española practica el nudismo en mayor o menor medida y según cálculos de la Asociación para el Desarrollo Naturista, con 500 asociados, en la Comunidad de Madrid hay 300.000 seguidores del naturismo.

 

Comentarios

 
 
 
enviar  imprimir  enviar 

La Voz Libre en tu correo



La Voz Libre on Facebook