Friday, 21 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE
Monday, 21 de September de 2009, 16:23
Zapatero respaldado por sus barones

Sin apenas novedad sobre lo previsto y anunciado, el Comité Federal del PSOE deliberó este sábado y aprobó los planes del Gobierno de Rodríguez Zapatero de aumentar impuestos como fórmula para salir de la crisis. La resolución aprobada menciona en esta ocasión, de manera expresa, a quienes la adoptan: "Desde el Comité Federal del PSOE compartimos plenamente los planes del Gobierno de España de aumentar la presión fiscal, porque entendemos que la única forma de salir de la crisis es seguir incrementando la inversión pública y la inversión productiva para compensar el descenso de la inversión privada. Los socialistas apoyamos la elevación temporal y limitada de la presión fiscal".

De esta forma tan explícita y un tanto inusual, la propuesta de resolución política del Comité Federal del PSOE busca lograr el pleno aval del partido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tanto a la subida de impuestos que se propondrá desde el Ejecutivo tras el Consejo de Ministros del próximo sábado, como al resto de las medidas contra la crisis aprobadas y ejecutadas por La Moncloa. Y se produce este aval después de las especulaciones de los últimos días sobre eventuales disensiones internas acerca de las medidas adoptadas y sobre su conveniencia.

Zapatero, de este modo, ha salido de la reunión del máximo órgano del PSOE entre congresos absolutamente fortalecido en su política económica y, a la vez, si en algún momento pudo imaginarse o producirse, habrá enterrado cualquier atisbo de crisis interna.

Resulta llamativo en la redacción del párrafo el hecho de que se mencione directamente como sujeto de la decisión al Comité Federal, lo que parece reforzar el interés de la dirección del partido y su secretario general de buscar un respaldo, sin la más mínima fisura, a su política en la lucha contra la crisis económica. El partido, por lo demás, y en estas circunstancias, se declara "orgulloso" de las prioridades del Gobierno al afrontar la crisis económica; se niega que haya improvisación en las medidas que adopta y apoya la subida "temporal y limitada" de impuestos. El cierre de filas en torno al secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, se producirá después de que hubiera trascendido, en la última semana, cierto malestar y desasosiego en las filas socialistas por la aparente improvisación en la gestión -no tanto por el fondo- de algunas medidas para hacer frente a la crisis económica.

Desde la secretaría de organización que dirige Leire Pajín, se ha explicado que todo se ha desarrollado "con el mejor tono y sin el menor atisbo de presión". Pajín en persona, según se ha relatado, telefoneó a la mayoría de los barones socialistas para llevar a su ánimo el "especial momento delicado" que vive el Gobierno y, por tanto, la importancia de que hoy todos estuvieran unidos. Estos interlocutores aseguran que no les han pedido expresamente que eviten la crítica ni que defiendan a Zapatero porque no es necesario. Por tanto, el líder socialista afrontó la reunión del máximo órgano de dirección del PSOE, del que forman parte algo más de 200 miembros, con la certeza de que recibiría un apoyo cerrado y sin fisuras de todos los secretarios generales o barones de su partido. Uno a uno tomaron la palabra para que sepa que cuenta con ellos para defender su política, "en un momento de dificultad, posiblemente el más difícil de los cinco años de Gobierno", como alguno de ellos señaló de antemano. Ésta era la apreciación del presidente de Aragón y secretario general de los socialistas aragoneses, Marcelino Iglesias. expresada a 'El País'.

Éste es también el sentido de la resolución sometida al comité federal, en el que se reiteró que la subida de impuestos será "temporal y limitada" y apoyada por los socialistas "para evitar que el coste más doloroso de la crisis lo paguen los que tienen más dificultades o menos medios y defensa y, los desempleados". En la resolución se dice también que el camino que el Gobierno ha recorrido en su política frente a la crisis "tiene norte y sentido", ya que ha ido adoptando, "de forma coherente, medidas proporcionales y proporcionadas". La resolución sólo menciona de pasada otros temas ajenos a la gestión del Gobierno de la crisis: el ataque del PP a las instituciones y la presidencia española de la UE.

Eso sí, antes de entrar en materia, Zapatero al iniciar su intervención en el Comité Federal del PSOE, quiso elogiar al lehendakari Patxi López, del que resaltó su dignidad, gallardía y compromiso. Destacó cómo un Gobierno socialista está "fomentando la convivencia y la dignidad" en Euskadi, "luchando decididamente por eliminar cualquier espacio de impunidad a los violentos, por proteger a los que defienden la libertad y reconocer a las víctimas del terrorismo". Tenía los aplausos generales garantizados...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
La Voz Libre on Facebook
        

La Voz Libre en tu correo