LA VOZ LIBRE

Más teatro sobre el pacto

Antonio Casado
2010-03-02 14:20:56

Quedan elevadas a definitivas las conclusiones provisionales expuestas en mi último artículo sobre el asunto (La quimera del pacto). Nada tan quimérico como esperar un pacto de todos contra la crisis donde vayan de la mano los dos grandes, el que gobierna y el que aspira a gobernar. Si había dudas, veamos el contenido y el tono de las declaraciones del ex ministro Cristóbal Montoro, que representa al PP en las reuniones de la comisión anticrisis convocada por Zapatero, pero sin Zapatero, en el palacete donde vino al mundo la reina Fabiola de Bélgica.

"Entre la perplejidad y el desconcierto". Así definió Montoro su estado de ánimo después de asistir a esa primera reunión con la troika ministerial (Salgado, Blanco y Sebastián) para negociar la agenda y la metodología de las reuniones posteriores en base al exhaustivo índice temático propuesto por el Gobierno doce horas antes de reunirse el pasado jueves. Si rastreamos el fondo de las declaraciones de Montoro quedará claro el pesimismo del PP. Según su análisis, cargado de lógica política, no se trata de pactos sino de que el Gobierno cumpla con su deber de gobernar sin buscar cómplices.

Por tanto, las señales son desalentadoras de cara a las reuniones, ya de carácter bilateral, convocadas para el miércoles que viene, una vez que los partidos hayan recibido un nuevo documento del Gobierno, bastante más extenso que el primero, donde ya habrá propuestas concretas para cada uno de los puntos reflejados en el índice temático que se les adelantó a primera hora de la noche del pasado miércoles. Está por ver si el PP no acabará entendiendo que ahora el Gobierno busca una foto bilateral con el principal partido de la oposición, como ya ha sugerido, y decide no prestarse.

Ese es el gran riesgo, o la buena noticia para el PSOE. Que el PP rompa la baraja. Entonces habríamos perdido el tiempo. O lo habrían perdido quienes de buena fe confían en la apuesta de la concertación política para salir del agujero. Y si no la rompe, se la juega políticamente como primer partido de la oposición y, por tanto, alternativa de recambio en el poder. El riesgo es quedarse sin discurso al aparecer del brazo del Gobierno en la política contra la crisis económica.

No tiene tanto misterio la cosa. Zapatero juega a aprendiz de brujo con la complicidad del calendario. Su apuesta es por los brotes verdes mientras que Rajoy juega a la recaída. Lo demás es puro teatro. Si el Gobierno creyese en el pacto de verdad, lo intentaría por todos los medios con los representantes del pilar derecho del sistema. Más de veinte millones de ciudadanos si le sumamos el izquierdo. Pero en vez de intentarlo con el PP, con la esperanza de que se sumen otros, lo está intentando con otros, con la esperanza de que se sume el PP. Ahí está la caja negra de un fracaso anunciado.

Comentarios

 
 
 

Economía

Javier Fernández

Javier Fernández

Periodista
Hagan sus apuestas. ¿Cuánto tardaremos en quebrar definitivamente las cuentas públicas? ¿Dos, tres, cuatro, cinco  [...]

Política

Enrique Arias Vega

Enrique Arias Vega

Periodista y economista
 En Berlín aún quedan ancianos -pocos, por fortuna- que un 13 de agosto de 1961 vieron desde la parte oriental de la ciudad  [...]

Política

Julia Navarro

Julia Navarro

Periodista y escritora
Es curiosa la casi indiferencia que ha producido el anuncio de ETA de que va a entregar las armas



La Voz Libre on Facebook