Friday, 21 July 2017 | 
LA VOZ LIBRE
Friday, 31 de July de 2009, 16:42
El golpe de ETA en Burgos

Después de la primera y tremenda impresión originada por la noticia del atentado de ETA contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Burgos, han llegado los detalles y las consideraciones que el ataque merece. En primer lugar, se pone de relieve el hecho de que la banda terrorista hubiera engañado a las Fuerzas de Seguridad del Estado para situar el coche bomba en la tarde anterior a su estallido, haciendo pasar el vehículo por el de un frutero próximo a la casa cuartel. En segundo lugar, que la banda, en esta ocasión, y perfectamente consciente de que podía ocasionar una matanza con muchísimas víctimas, hubiera decidido no advertir de lo que tramaba, de modo que los más de ciento veinte personas que dormían en la Casa Cuartel, 41 de ellas niños, se vieran sorprendidos de esa manera tan espeluznante, con los trescientos kilos de amonal que se hicieron estallar en la furgoneta.

A partir de ahí caben diversas hipótesis sobre las intenciones, en todo caso perversas y criminales, de la banda ETA, decidida, en todo caso, a procurar la muerte a muchas personas. Primera y principal, como ha advertido el ministro Rubalcaba, este atentado no hace más que continuar la estrategia criminal y enloquecida de la banda. Elegir a la Benemérita abunda en la idea de que para ETA sigue siendo "el gran enemigo", al que es preciso, una vez más, castigar en lo que más puede apreciar y aprecia, la familia y sus niños. Segunda hipótesis de trabajo, es corriente que la banda terrorista ETA marque el comienzo de las vacaciones estivales con alguna barbaridad terrorista, muy corrientemente situada en playas españolas. En esta ocasión, se ha elegido Burgos, cruce de muchísimos caminos, entre norte y sur, camino de Euskadi y de Francia. Y tercera hipótesis de trabajo, que a muchos nos vino a la cabeza de inmediato: este viernes, 31 de julio, se cumplen exactamente cincuenta años del nacimiento de ETA, y la banda tiene que demostrar, una vez más, que permanecen intactos sus objetivos de siempre, los que le fuerzan a matar y aterrorizar a la ciudadanía en la medida de sus posibilidades.

Y si en los últimos tiempos se ha especulado abundantemente con la debilidad de la banda, de sus comandos y de sus precios, es oportuna, para los estrategas de la organización terrorista expresarse con el lenguaje que mejor dominan, que no son los comunicados de prensa sino los atentados, cuanto más "bestiales", mejor. El propósito de provocar una matanza en la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Burgos reunía abundantemente esas características... Todavía cabe alguna hipótesis más, como la que expresaba ayer el ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja, que cree adivinar en las intenciones de la banda el vivo deseo de forzar que el Gobierno vuelva a una mesa de negociaciones, forzado por la presión de una parte de la opinión pública que quisiera ver el final de la banda a cualquier precio.

Pero es conocida la actitud del Gobierno: esa oportunidad ya se le pasó a la banda, y sólo cabe una alternativa: arrojar las armas y tratar de someterse a las normas de la sociedad civil y manifestar su decidida voluntad de acabar con la etapa de terrorismo activo, tras reconocer, como hacía recientemente uno de los líderes de la organización armada, Matanzas, que ya tienen esa guerra perdida, después de haberla iniciado hace medio siglo, y tras derramar la sangre de un millar de personas. No tiene posibilidades y no vale la pena hacer más esfuerzos de habilitar y entrenar comandos de asesinos-"patriotas" por una causa que no tiene futuro alguno...

Comentarios

Comenta esta información

Usuario:
Comentario:
Ver condiciones
Ver términos legales
Código de seguridad:
Copia el código:


Se publicará en breve
 
 
 
 
enviar  imprimir  enviar 
La Voz Libre on Facebook
        

La Voz Libre en tu correo