LA VOZ LIBRE

Charnego mola: es noble y es hermoso

Jesús Royo Arpón
2016-04-11 09:14:12

Cuando fui presentado a los tíos ricos de mi novia, que vivían en pleno Pedralbes, me preguntaron de dónde era yo, y contesté “soy charnego”, o sea catalán hijo de inmigrantes. La tía abuela soltó “uy, qué palabra más fea”. Hay que decir que ella provenía de fuera de Cataluña, y nunca llegó a hablar en catalán, pero había captado perfectamente el baldón infamante asociado a la palabreja. Entonces, años 70, la palabra se usaba casi sin reservas, con intención denigrante, sí,  pero era algo aceptable y aceptado. Incluso existía una reivindicación de su uso, como concediéndole la nobleza que da el trabajo y la explotación. Recuerdo que un cartel hacía publicidad de un “espectáculo charnego”. El propio Paco Candel firmó una colaboración regular en 'Interviú' bajo el epígrafe 'Un charnego en el Senado'.

Pero luego, en la nueva situación democrática y nacionalista, y al albur de la polémica sobre quién es catalán, la palabra charnego desapareció del mapa. De ser una palabra siempre presente, una categoría primaria de clasificación social, de repente desapareció. Se esfumó. “Ya no hay inmigrantes”, proclamaba Ignasi Riera desde el PSUC. Esas palabras de Riera eran interpretadas en el gobierno Pujol como “...y su lengua es el catalán”, lo cual permitió imponer la inmersión lingüística como un favor al inmigrante. Charnego pasó a ser palabra tabú, impronunciable. Su frecuencia era la misma de siempre, porque no hay nada más pertinente en Cataluña que el dato ser/no ser catalán. Pero era una frecuencia negativa: de ser la palabra más frecuentemente pronunciada pasó a ser la palabra más frecuentemente evitada. Brillaba por su ausencia, literalmente. La “normalización” fue todo menos normal.

Ahora, en esta nueva transición poscrisis, se ha vuelto a levantar el tema. El diputado Rufián de ERC (una jugada del soberanismo para crecer en el cinturón metropolitano) se ha presentado en las Cortes como “charnego independentista”. En Madrid se lo han despachado con un displicente “ah, bueno”, pero en Barcelona se ha disparado la respuesta previsible: Justo Molinero (el charnego mimado por Pujol) llamó a Rufián gilipollas, porque “eso de los charnegos... ¿Él, con la edad que tiene, lo ha vivido? ¿Se lo han dicho? Rufián, ¿te lo han dicho alguna vez?” Lo cual viene a ser lo mismo que lo de mi tía abuela: charnego, qué palabra más fea.

Pues yo creo que no. Charnego es una palabra hermosa, y ya es hora de quitarle el sambenito infamante. Y es noble, con la nobleza honrada del trabajo y el esfuerzo. Pero sobre todo, puede resultar útil en la situación actual. El triunfo de Ciudadanos ha traído una novedad importantísima: se presentan como catalanes, sin complejos, tan catalanes como los oriundos “patanegra”. Pues eso: charnego es el catalán de habla castellana, tanto si es de clase alta o baja, de origen inmigrante o autóctono. Creo que charnego es una denominación mejor que inmigrante: porque inmigrante resalta el origen foráneo o la situación transitoria, incompleta y subalterna. Charnego, en cambio, declara la calidad “estructural” de la inmigración española en la Cataluña actual, como se desprende de los estudios demográficos de Anna Cabré. Ser charnego es una de las (dos) maneras de ser catalán, precisamente la mayoritaria hoy en día. O sea que hacernos mudos, transparentes, ocultos, despreciar nuestra lengua o considerarla sospechosa, culpable de no sé qué, debe ser considerado una afrenta a Cataluña. Lo puedo decir más claro: los catalanistas ofenden a Cataluña. Defender Cataluña hoy significa defender el castellano tanto como el catalán, porque el castellano es la primera lengua catalana.

> En la imagen, el diputado Rufián (ERC).

Comentarios

Dice ser Wifredo
2016-04-13 08:18:12
Yo no sé dónde han vivido estos teóricos. Charnego era una condición social asociada a la delincuencia más o menos juvenil. A ningún pijo de origen no catalán se le llamó jamás charnego. Los charnegos eran gente de barriada aunque fueran más catalanes que la fuente de Canaletas.

Dice ser Anónimo
2016-04-11 11:01:04
Pero sólo heres charnego ???? Pues podías ser algo las.!!!

 
Publicidad