LA VOZ LIBRE

¿Diu vostè democràcia?

Enrique Calvet Chambon
2013-01-28 11:29:48

¿Se han fijado Uds. cuántas veces utilizan la palabra democracia los separatistas? Últimamente, por ejemplo, los secesionistas hispano-catalanes la usan aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, por lo menos, cinco veces a la hora o tres veces por párrafo. (Perdón, aprovechando que el Gayá pasa por Altafulla).

En español moderno yo diría que eso mosquea mogollón, pero alguna persona culta sensata (y muy escasas son las que escriben sobre el tema secesionista) diría: "Excusatio non petita, accusatio manifesta...". No vaya a ser que la oligarquía muñidora de tal despropósito sí sea perfectamente consciente de que el proceso y el hecho son de todo menos democráticos y siga la larga campaña de intoxicación para indefensos.

Y a cambio sí se multiplican, con profusión tropical, artículos sobre cómo solucionar 'el problema', y en los diarios de mayor tirada. Entre la maraña de panfletos propagandísticos y colaboradores de la intoxicación y manipulación existen muchos absolutamente bien intencionados, probablemente la mayoría. Pero prácticamente todos soportan un pecado original que les lleva a un desenfoque que supone otras tantas victorias de los que atentan contra el bien común. Esas victorias son la banalización e inserción en la normalidad de gravísimos delitos contra el bien general, es decir, su legitimación, y la asunción de peligrosas falsedades como bases de partida del razonamiento, es decir la inconsistencia del pensamiento que querría restablecer lo justo. Cabe aquí decir que no todos nuestros intelectuales han caído, y me place reconocer la lucidez de señores como Savater y Elorza, entre otros, que han visto desde el principio que el problema en Vasconia y la Cataluña hispana es un problema de democracia de libertades y de derechos civiles de los españoles.

Por ser sucinto diré que existen dos cuestiones previas por dilucidar exhaustivamente en el caso de la Cataluña subpirenaica, por ejemplo:

1/ ¿Quién y cuándo se decidió que España había dejado de ser, prioritariamente, un conjunto de ciudadanos iguales en derechos y obligaciones para convertirse, prioritariamente, en una amalgama de territorios, con fronteras arbitrarias o absurdas, en pugna insolidaria por tener derechos que ya no son de las personas, sino de las áreas geográficas?

Eso es lo que hay que dilucidar antes de hablar del derecho a decidir reservado a unos pocos 'diferenciados': ¿De dónde les viene ese derecho? ¿Cual es la diferencialidad? A la pata la llana: ¿Qué tiene de democrático que mi abuelo Calvet Boronat Pujol, de mil apellidos 'catalanes' y de cultura catalana de siglos, afincado primero en Marruecos y después en Canarias no pudiese votar en un tema que afecta , por Constitución democrática, a todos los españoles? Antes de solucionar 'el problema técnico' del derecho a decidir tiene que quedar desmenuzadamente claro cuales son las raíces éticas y democráticas de tal derecho, a falta de ello estamos ante un derecho cuasi-racista y neo-etnicista. En el mejor de los casos.

2/ ¿Cómo ha sido de democrática la vía seguida para llegar hasta este punto? Quitando la aterradora apelación a lo que el profesor Elorza llama la 'democracia aclamativa', tipo Nuremberg (eso lo digo yo) en la macro manifestación bien organizada. (¡El poble, el poble!, repetiría el Masías, digo el Mesías), ¿qué ha tenido de democrático la deseducación sistemática, la inmersión lingüística al servicio del separatismo, la asfixia clientelista, la persecución social dirigida desde el poder contra los que creían en la Constitución de su Patria, la propaganda machacona goebbelsiana y arruinante, el quinta columnismo en partidos que decían ser de izquierdas, el incumplimiento sistemático impune de la Ley (¡ incompatible con la democracia!), etc...?

Si no se entiende totalmente, digo totalmente, bien como se ha llegado aquí en los últimos veinte años, si no se explica como una ínfima aceptación minoritaria en algún colegio de inmersión lingüista se convertía en petición mayoritaria, reunión presionante tras reunión presionante en los consejos, cada mes, dirigida por comisarios políticos de 'la causa', si no se explican los videos dónde impunemente se endoctrina a los niñitos en el 'España nos roba'. ( ¡Y ya tiene mérito tragarse esa soplagaitez tan maligna como falsa!), no se aclarará qué es verdaderamente democrático en la Cataluña hispana.

Pregúntese a los cultos y honestos que han debido exiliarse, como al señor Boadella por ejemplo, antes de hablar de proceso democrático.

Si estas dos cuestiones no son minuciosamente aclaradas previamente a cualquier novación política (y entretanto la aplicación de la Ley es lo único democrático en un país con Constitución democrática) todos los intentos de 'solucionar el problema' no tendrán base. Por lo que serán apaños politiqueros que poco tendrán que ver con el bien común de los españoles. El posible retroceso histórico fenomenal de perder una secular Nación y, sobre todo, una sociedad de ciudadanos iguales, merece antes responder a esas dos preguntas. Y evitar un mal tan grande, si es aún posible, merece todos los esfuerzos y sacrificios.

> En la imagen, Artur Mas presidente de la Generalitat de Catalunya y a favor de la independencia.

Comentarios

Dice ser Mario Ripoll
2013-01-28 13:44:11
Eso sí que es poner el dedo en la llaga, ¡sí señor!. Preguntémonos a quien beneficia la secesión sino a la oligarquía a quien el poble le importa un bledo. Y en cuanto al derecho a decidir: ¿por qué no rebajan la edad del votante a los cinco años, en donde ya están esos niñitos que dic Calvet bien adoctrinados en el odio a España? Yo soy catalán, nacido en Lérida y mi mujer es catalana nacida en Esplugas pero vivimos en Navalcarnero (Madrid) ¿Podremos votar o nosotros no tenemos derecho a decidir?

 
Publicidad