LA VOZ LIBRE

Guardiola y la Cataluña bávara

Fernando de Páramo
2013-01-17 12:33:59

Pep volverá a entrenar a un equipo de primer nivel. "¡Guardiolen!", coreaban ayer muchos alemanes sorprendidos por la incorporación del técnico catalán, que releva a todo un histórico como Jupp Heynckes. El alemán, campeón de campeones, ahora se dedicará a pasear, ver alguna obra y sacarle brillo a sus trofeos, todo sea dicho, jubilación merecida.

Pero hablar de Guardiola no es hacerlo sólo de un entrenador. “Es el Steve Jobs del fútbol”, se atrevió a formular un inspirado Valdano, al que le gustaría autonombrarse el “Aristóteles del fútbol”. La verdad es que comparar al genio de Apple con un deportista me revuelve las entrañas, pero lo que sí que es cierto es que el carisma de Pep ha traspasado las fronteras deportivas y se ha convertido en todo un líder de masas.

Un liderazgo donde la política ha sido un catalizador necesario. Valiente, hay que decirlo. Peores son los que reniegan de sus ideales y los ocultan por el “qué dirán”. Uno de los que se ha apuntado a la moda de la incontinencia política ha sido Zubizarreta, que declaró ayer: “Es llamativo que un gigante venga a un pequeño país a llevarse a Pep”. Una frase que no es nueva, ya que el mismo Guardiola, en rueda de prensa, habló una vez de “ese pequeño país que está ahí arriba”. Pero, ¿a qué se debe esta frase de Zubi? ¿Remordimientos por la chapucera marcha de Pep que él escenificó presentando a Tito el mismo día? ¿Se ha vuelto Zubizarreta un padre de la independencia cuando ni si quiera chapurrea un “Adeu, bon dia”? No se engañen, el independentismo está de moda en Can Barça, es snob, como lo era antes ser comunista. Elucubraciones aparte, al César lo que es del César: ni Guardiola ni el Bayern de Munich tienen un pelo de tontos. El primero porque sabe que la Bundesliga no tiene la presión e intensidad de la Premier, y el segundo, se hace no sólo con un entrenador de primera, sino también con un discurso.

Me comentaban unos amigos, que como muchos jóvenes de España se han marchado a Múnich a trabajar, que Baviera cada día es más “la Cataluña de Alemania”. No solo porque se hable de la independencia del Lander, sino porque, además, se están utilizando términos como ‘expolio fiscal’, en relación al pago compensatorio que se hace a los territorios más pobres del país, que como máximo es un mísero 4%. Aunque no sé si llegarán al ‘Alemania nos roba’, han crecido como setas plataformas independentistas catalanas que reflejan las similitudes fiscales con el Lander con capital en Múnich. Ya se han cansado de Kosovo o Quebec. Sin duda, Alemania vende más.

Viendo el panorama, Guardiola se sentirá como en casa. Tendrá un gran equipo competitivo, tendrá su Cruyff particular, ahora Beckenbauer, y una causa política emergente que se acerca peligrosamente a la fractura nacional por la que hacer campaña. ¿Qué más se puede pedir? A Messi y a Xavi, supongo, pero tiempo al tiempo. Aunque las segundas partes nunca fueron buenas, Pep ha firmado hasta 2016, ¿Les suena? Año de elecciones en Can Barça. Ya lo dijo Tucídides: “La historia es un incesante volver a empezar”.

Comentarios

Dice ser Anónimo
2013-01-25 23:33:48
Estoy de acuerdo contigo.. Guardiola tiene un gran reto, demostrar que lo grande del Barça era el, el hacia grande al Barça dirigiendo a un equipo hacia la victoria.. Porque como muchos decían, es muy fácil ser una gran entrenador o el mejor mundo cuando se tiene al mejor equipo del mundo, que no necesita dirección. Ahora podrá callar todas las bocas que le pusieron en duda..

Dice ser angel
2013-01-20 13:53:25
Ahora es cuando debe demostrar su calidad como entrenador. Ha tenido al mejor equipo del mundo, con sus nuevos jugadores veremos qué es capaz de hacer.

 
Publicidad