LA VOZ LIBRE

La senyera es de todos

Fernando de Páramo
2013-06-08 10:04:14


El ministerio de propaganda independentista encontró hace tiempo en el Barça, no sólo un altavoz de difusión masiva, sino también, un espacio en el que continuar arrebatando lo que es propiedad de todos los catalanes. Después de que hace unos días algunos descubriéramos que Colón no descubrió América, sino Qatar y que el alcalde de nuestra ciudad prefiera vender símbolos municipales a costa de marginar a otros ciudadanos, nos encontramos ahora ante un nuevo capítulo de este vodevil de cartón piedra al que algunos llaman país. Y digo país porque el President Mas ha definido como: “Un acto al servicio del país” la decisión de que el Barça haya estampado la ‘senyera’ en su segunda equipación. Una frase que podría haber salido de los labios de Primo de Rivera, Franco o Lerroux, pero que en Cataluña muy pocos cuestionan, denuncian o tan si quiera comentan. ¿De qué tipo de servicio hablamos? ¿Cuando el Valencia llevaba esos colores estaba haciendo un servicio a la Comunitat Valenciana? ¿Y el equipo del barrio de Sant Andreu, en Barcelona, que lleva toda su historia con las ‘cuatro barras’?
Por lo visto, ser del Barça en Cataluña y vestir la ‘senyera’ te convierte en un buen catalán, en un ciudadano ‘servicial’ de este proyecto de país que unos se han inventado para tapar sus vergüenzas y carencias. Entonces, pregunto ¿Somos unos traidores de Cataluña los que no colaboramos en ese ‘servicio’? Sinceramente, hubiese preferido que el Barça vistiese la ‘estelada’ y que dejen en paz la ‘senyera’, porque muchos la llevamos con orgullo, ya que es nuestra bandera Constitucional, la de todos los catalanes. No entiendo porque equipos de fútbol, como el Real Madrid en su día con la bandera de España, o el Sevilla con la de Andalucía, deben abanderar símbolos que pertenecen al conjunto de los ciudadanos y no a las aficiones. Para eso tenemos a la Selección española, campeona del mundo, gracias –en mayor medida- a jugadores catalanes y del resto España.

Para rematar el acto y por si quedaba alguna duda del compromiso y servicio a la causa, el Presidente Rosell - aquel que acude a una manifestación secesionista a título personal, por si se le enfada alguno- ha dicho que con esta nueva equipación el Barça se suma al ‘tricentenario del 1714’. Ya saben, esa guerra que enfrentó a “catalanes y españoles” como rezan los libros de texto escolares del establishment y donde Atila o Gengis kan al lado de Casanovas son monaguillos con acné. Sinceramente, viéndolo ahora con la perspectiva del tiempo, creo que ni el ‘diputat’ Laporta habría llegado tan lejos. Pero ya saben, hay que vestir ‘a la moda’.
“Nuestros días no son siempre alegres, pero que un Club así tome esta decisión nos alegran el día”. Entonó Mas. Se lo alegrará a usted, caballero, a muchos se nos alegrará el día cuando mejorase la situación económica de Cataluña, cuando el debate en las escuelas sea sobre la calidad y no sobre la identidad o cuando sus escándalos de corrupción terminen como el resto de delitos del código penal. A lo mejor “Nuestros días no son siempre alegres” porque en vez de intentar luchar por el presente real de Cataluña, se dedican a vender independentismo por Francia aunque no los reciba nadie. Distintos conceptos de alegría, pero si verdaderamente los ‘brotes verdes’ de los catalanes florecen porque un equipo cambie los colores de su camiseta, agárrense fuerte a sus escaños. Como siempre, estas cosas suelen pasar cuando se lee más a los subvencionados ‘intelectuales’ del independentismo que a los clásicos, porque: “Nada es permanente a excepción del cambio”. El amigo Heráclito no se equivocaba. Y hace tiempo que algo está cambiando en Cataluña porque no todos pensamos igual y sin embargo, amamos esta tierra más que nadie.
 

Comentarios

Dice ser De
2013-06-09 22:13:04
Sr. Paramo dedíquese a la abogacia y deje de redactar artículos tan sin sentido en una prensa deportiva

Dice ser Anónimo
2013-06-09 20:55:24
Le sugiero al sr. Paramo que lea los articulos de este diario sobre Roland Garros y que vea el anuncio de TV 5 que los jugadores de la selcción (por cierto muchos del FCB aplauden a personajes anónimos que han hecho pequeñas cosas, no se si le parecera que esto tambien son altavoces de difusión masiva o no.

Dice ser Jeromin
2013-06-08 14:01:32
Pues, parece que el comentarista ha descubierto la sopa de ajo. El éxito del fútbol en nuestro país se debe a la asociación de símbolos. El fútbol club Barcelona representa, para muchos catalanes, la esencia misma de la catalanidad, los jugadores son un virtual ejército catalán, que lucha contra los malvados españoles. Imagino que algo parecido supondrá el Real Sociedad en San Sebastián, y viceversa en el caso del Real Madrid. Ya saben "panem te circenses" y todos contentos

 
Publicidad